FINANZAS Y BANCA EN BOLIVIA

13 diciembre 2009

Bancos quebrados adeudan $us 243 millones

A más de 14 años de la quiebra de los bancos Sur S.A., Cochabamba S.A., Internacional de Desarrollo S.A. y el de Financiamiento Industrial S.A., el Estado Nacional a través, del Banco Central de Bolivia (BCB), se ve imposibilitado de recuperar más de $us 240 millones producto de las ‘argucias legales’ interpuestas por las ex entidades en la Corte Suprema de Justicia, señalaron el BCB y la Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (ASFI). Hasta 2008, el BCB recuperó sólo $us 83,8 millones.
Es que hasta la fecha en todo el proceso de liquidación de bancos, se han abierto más de 30 juicios en los diferentes tribunales de justicia del país. A ello se agrega que sólo la sala plena tiene más de 1.000 casos irresueltos, mientras que el Tribunal Constitucional está paralizado y tiene más de 5.000 causas pendientes, admitieron esas instituciones.
Según el BCB, de las cuatro entidades intervenidas para su liquidación, en tres de ellas la entidad monetaria mantiene acreencias extraconcursales (obligaciones del banco intervenido), originadas en la subrogación de depósitos del público que ascendieron a $us 288,8 millones.
Asimismo, aclara que a las cuatro entidades, cuando estaban en funcionamiento, el BCB como parte de la política crediticia del Estado, canalizó líneas de crédito de desarrollo refinanciados por un monto de $us 72,8 millones, que se constituyen en acreencias concursales, sujetas a la masa de liquidación de dichas entidades. Al 31 de octubre de 2009, los saldos de los tipos de acreencias suman a $us 243,5 millones.
Consultado sobre la recuperación de cartera, el BCB criticó el rol de la justicia en los procesos de liquidación, pues éstos son de puro derecho, donde el juez únicamente tiene competencia para establecer los grados y preferidos sobre acreencias concursales, ya que es el intendente liquidador quien anticipadamente al juez, acepta o rechaza.
“Las actuaciones de los jueces en algunos casos desvirtuaron el trámite de los procesos de liquidación, al considerarlos como procesos ordinarios, permitiendo la discusión de la naturaleza de cada crédito reclamado, ocasionando que en los fallos respectivos se produzcan fuertes distorsiones, contrarias a la ley, como es el caso del Banco Sur, proceso en el cual la sentencia incorporó a las acreencias extraconcursales inclusive por debajo de las concursales”, argumenta un comunicado de la entidad.
Sobre el particular, el director ejecutivo de la ASFI, Ernesto Rivero, es más contundente. “Han existido y existen procesos que duran más de 14 años por las permanentes argucias que asumen los demandados y la crónica retardación de justicia que continúa en los correspondientes tribunales. El ejemplo más patético ha ocurrido a mediados del mes de noviembre en el conocido proceso denunciado por la ASFI contra la magistrada Rosario Canedo, que ha cometido prevaricato al emitir la resolución 162/2008, que atenta contra los intereses del Estado”, dijo.
El fallo establece el pago de $us 6,4 millones a siete acreedores que considera extraconcursales, cuando dichas acreencias tienen carácter concursal.
Señala por ejemplo que deben pagarse a los accionistas que realizaron aportes parciales de capital, a quienes no se les emitió acciones ya que no hicieron el aporte total exigido por la ex Superintendencia de Bancos en 1993.
La ASFI considera que la Corte Suprema en este auto supremo ha fallado contra lo dispuesto por la ley, porque no corresponde pagar antes que al BCB acreencias que son concursales o que son inversiones y no depósitos.
En tanto, Canedo aseguró que la ASFI aún tiene la posibilidad de apelar ante el Tribunal Constitucional. También anunció que acudirá a la OEA, a la Unión Europea y a los juristas del Mercosur para denunciar la violación de sus derechos humanos por haber sido suspendida del cargo.
Hace tres semanas, el MAS en Diputados encaminó un juicio de responsabilidades a Canedo por el supuesto delito de prevaricato en el caso del Banco Sur.
La Asociación de Bancos Privados de Bolivia (Asoban) optó por no emitir comentarios, pues estas entidades ya dejaron de formar parte de la organización. No obstante, algunos banqueros consideran bueno ‘poner el dedo en la llaga’ para aclarar dónde están los millones de dólares que pertenecen a los bolivianos, quién los va a recuperar, de dónde y cuándo. Según los expertos con más de $us 200 millones de deuda, si se suman intereses por tantos años, fácilmente la cifra puede sobrepasar los $us 600 millones.
En la actualidad, el sistema está sólido porque todas las normas de supervisión y de Basilea son cumplidas en un 100% y además porque el ente regulador las hace cumplir y el nivel de previsiones (100%) es sumamente elevado, además de que los niveles de mora han bajado.

Bancos en proceso

- Antecedentes. La Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (ASFI) en cumplimiento de la Ley General de Bancos de 1928 y la Ley de Bancos y Entidades Financieras No. 1488 del 14 de abril de 1993, viene administrando varios procesos de liquidación ‘forzosa’ de entidades financieras desde 1987.

- Las entidades. Hasta 1995 se tenía los siguientes bancos bajo procesos de liquidación: Banco de la Vivienda S.A.M, de Oruro, Potosí, Progreso Nacional SAM, Latinoamericano de Desarrollo S.A; de Financiamiento Industrial, Minero de Bolivia, Agrícola de Bolivia, Cochabamba y Banco Sur S.A. En 1997, la ex SBEF dispuso la intervención del Banco Internacional de Desarrollo S.A. (Bidesa), con el objeto de proceder a su liquidación forzosa, debido a la cesación de pagos y reducción del capital pagado y reservas a menos del 50%.

- Resultados. De las entidades en liquidación arriba detalladas, cuatro de ellas han concluido sus procesos: el Minero de Bolivia y el Agrícola de Bolivia efectuaron transferencias de sus activos y pasivos al Senape y al Fondo de De- sarrollo Campesino, respectivamente; los bancos Bladesa y Potosí, luego de enfrentar largos y tediosos procesos judiciales, han concluido sus procesos liquidatorios y se han emitido las resoluciones de extinción de sus personalidades jurídicas. Con relación a los bancos de la Vivienda, el de Financiamiento Industrial y progreso aún se tramita la conclusión de sus procesos liquidatorios en las instancias legales.

- Proceso. Los bancos Sur, de Cochabamba y el Bidesa fueron intervenidos y aún siguen en proceso con la ASFI.

Findesa S.A.M. enfrenta noventa juicios ejecutivos
El presidente de la Comisión liquidadora de la Financiera de Desarrollo de Santa Cruz (Findesa S.A.M.), Álex Justiniano, indicó que a 10 años de acogerse a una liquidación voluntaria que significa liquidar los activos para poder cancelar los pasivos, la entidad aún enfrenta 90 juicios. Hasta 2005 tenía 200 procesos.
“Ya se ha cancelado la deuda con el BCB y prácticamente se mantiene un único pasivo con el gobierno departamental de Santa Cruz. En los últimos cuatro años hemos logrado una importante recuperación de cartera por $us 14 millones y en la gestión 2008-2009 llegamos a $us 12 millones libres de disponibilidades, más bienes adjudicados”, aseveró.
La meta de Findesa es lograr en el menor plazo la liquidación de los activos para cubrir los pasivos. “Me atrevo a decir que estamos en un 80% del objetivo y nos queda un 20% que será difícil recuperar por los juicios que enfrentamos”, dijo.

Las frases

Han existido y existen procesos que duran más de 14 años por las permanentes argucias que asumen los demandados”
Ernesto Rivero | ASFI

En los últimos cuatro años logramos una recuperación de cartera por $us 14 millones y este año llegamos a $us 12 millones ”
Álex Justiniano | Findesa

Punto de vista

“Es una carga para el Estado”
Teófilo Caballero / Economista
La quiebra de bancos en Bolivia se constituyen en una pesada carga para el Estado, ya que el Banco Central en defensa de la sociedad tuvo que responder por los ahorros de la gente que de buena fe depositó parte de sus ingresos, de repente de toda la vida, en estas entidades financieras.
En la década de los años 90, el BCB apoyó financieramente la intervención de los bancos Banco Sur, Banco Cochabamba, Banco de Financiamiento Industrial y Bidesa. Hasta la fecha, el ente emisor mantiene en estos bancos ‘acreencias extraconcursales’, que son obligaciones del banco intervenido derivadas de los depósitos en cuentas de ahorro, DPF, cuentas corrientes y mandatos, los cuales son pagadas directamente por el intendente liquidador del banco intervenido. Tambien tiene ‘acreencias concursales’ que deben ser pagadas conforme al orden que dispone el juez que conoce el proceso de la liquidación.
Hasta finales de octubre de 2009, el monto de las acreencias a favor del BCB bordean los $us 243 millones, de los cuales el 63% corresponde a las acreencias extraconcursales. En el código de comercio y la Ley de Bancos se establece que las acreencias extraconcursales no ingresan en la masa de acreedores concursales, o sea su pago se resuelve por decisión del intendente liquidador.
En los últimos meses se conoció que la Corte Suprema falló a favor de un grupo de accionistas de Banco Sur que se devuelva a los mismos un monto superior a los $us 6 millones, medida que perjudica al BCB y por ende al Estado y pone nuevamente en entredicho al órgano judicial. Es necesario recordar que cuando se intervino el Bidesa en 1997, el BCB tuvo que asumir obligaciones por $us 79 millones y que producto de la política de recuperación, hoy esa deuda alcanza a $us 23,3 millones.

Opiniones

Alberto Bonadona
Economista
“El Estado no llega a cobrar esto porque la parte privada tiene la posibilidad de sobornar a los jueces, entonces tiende a dilatar el proceso. Éste es un problema que se ha dado a lo largo de la vida boliviana y es muy difícil de solucionar. Aquí se debe aprobar la ley Marcelo Quiroga Santa Cruz para transparentar esto y que este problema se pueda resolver de otra forma”.

Bernard Inch
Economista
“Hay media cartera podrida, pues la mayor parte de los bancos se encuentra en la categoría impagables (5 y 6) donde prácticamente no pueden pagar sus obligaciones a la entidad monetaria del país.
Las medidas de la ASFI son débiles y llegan tarde, es decir no han sido preventivas. Habrá que pensar en hacer una reestructuración del organismo regulador. Hay situaciones insalvables”.

Rosario Canedo
Ministra suspendida
“Lo que se hizo es estudiar los antecedentes y un recurso de casación que presentaron tanto la liquidación como la ASFI. Lamentablemente no demostraron ni dieron la posibilidad al Tribunal de que pudiera modificar la resolución de segunda instancia y el único acreedor privilegiado era el BCB. Aquí no se ha provocado daño económico. El Gobierno está acostumbrado a mentir”.

Waldo López
Pdte. Col. de Economistas de Bolivia
“En el caso boliviano en los últimos 20 años han quebrado los bancos Sur S.A.; Cochabamba S.A, Banco Internacional de Desarrollo S.A., el de Financiamiento Industrial S.A. y el ex Banco Boliviano Americano. También quebraron varias cooperativas de ahorro y crédito y mutuales como la Guapay. En mi criterio, el BCB y la ASFI en los últimos años han actuado de manera eficaz en caso de la quiebra de las entidades”

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Twitter / Bolsa_BBV