FINANZAS Y BANCA EN BOLIVIA

07 febrero 2010

ASFI apuntala la economía comunitaria

Las acciones de la Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (ASFI) apuntalarán el desarrollo de la economía plural, especialmente de la economía comunitaria en base de la profundización de la intermediación financiera que tendrá dos “escoltas”: el Fondo de Garantías y el Seguro Agropecuario Universal.

“Necesitamos trabajar intensamente con los nuevos paradigmas de generación de crecimiento y desarrollo, con una estructura económica que ya está diseñada; hay que implementar estas políticas económicas y ahí interviene la ASFI”, expresó el director ejecutivo, Ernesto Rivero.

La Constitución Política del Estado (CPE) manda en el artículo 307 que el Estado “reconocerá, respetará, protegerá y promoverá la organización económica comunitaria que comprende los sistemas de producción y reproducción de la vida social, fundados en los principios y visión propios de las naciones y pueblos indígena originario y campesinos”.

Para ello, se necesita adecuar el Código de Comercio que incluya a los nuevos actores económicos. El presidente de la Cámara Nacional de Comercio, Guillermo Morales, ya anunció que se presentó, luego de tres meses de trabajo, el proyecto de adecuación para su tratamiento en la Asamblea Legislativa Plurinacional.

Se reconoce a agentes económicos nuevos en el ámbito estatal, privado, campesino, comunitario, social cooperativo, personales naturales y jurídicas no comerciantes.

Al respecto, el director de la ASFI aclara que aún no se conoce las características de las nuevas unidades agroindustriales, en el contexto de la economía comunitaria. Sin embargo, aseveró que “una vez que el modelo de economía comunitaria empiece a dar sus primeros pasos, inmediatamente intervenimos con nuevas normas y regulaciones”.

El modelo de desarrollo de la economía comunitaria permitirá que los nuevos agentes económicos también sean “agentes de cambio social que van motorizando y estructurando un nuevo Estado plurinacional”, dijo Rivero.

Paralelamente a la construcción de esta estructura productiva comercial, la ASFI apoya en el diseño de dos puntales para su implementación. El Fondo de Garantías permitirá al productor rural tener acceso al crédito. Garantizará a la entidad financiera que el crédito que otorgue será recuperado. Más aún si esos recursos fueron prestados a clientes en zonas de alto riesgo crediticio. Adicionalmente si la producción de un productor campesino es afectada por un fenómeno climático accederá a la cobertura del Seguro Agropecuario Universal.

“El banquero se gobierna bajo conceptos de evaluación de riesgos. Toda intermediación financiera es una operación de riesgo y tiene que saber evaluar, controlar, cuantificar, medir sus riesgos de colocación de cartera (préstamos) y donde no hay garantías, el riesgo es enorme de no recuperar el crédito. No va a entrar mientras no haya garantías”, apuntó.

Tanto el fondo como el seguro garantizarán al productor que hoy no puede dar garantías reales.
Éstas, las va a dar el fondo a los bancos para los nuevos agentes económicos urbanos y rurales. A estos últimos, se añade el beneficio del seguro. “El fondo de garantías da cobertura al banco, al intermediador le paga un 80 ó 90% del capital asegurado y así no pierde su capital esta organización o institución de intermediación financiera”, aclaró la autoridad de la ASFI.

De esta forma, se obligará al crecimiento de la bancarización, es decir que en los 327 municipios del país tendrá que existir alguna entidad financiera que preste servicios de crédito, cajeros automáticos y otros, que hoy beneficia a clientes de ciudades capitales y algunas ciudades intermedias.

“Los banqueros están de acuerdo”, afirmó Rivero. “El 2008 han ganado 144 millones de dólares y el 2009 ganaron casi 130 millones de dólares. Pese a los embates de la crisis financiera del norte”, detalló. Así, “vamos acompañando esa mayor penetración financiera a las zonas rurales, semirurales”, aseguró.

Flexibilización de las normas

Si bien se mantendrán las normas básicas de la intermediación financiera que han permitido su crecimiento, el fondo de garantías y el seguro agrícola universal las flexibilizan.

Los fondos de garantía “casi siempre son constituidos con capital público, gestionados por prestatarios que suscriben convenios con entidades financieras en los que se establecen los criterios y procedimientos por los que se asigna una garantía del Fondo a un porcentaje de la cartera de créditos a micro y pequeñas empresas predefinidas. La garantía se aplica de forma automática a las operaciones individuales que cumplen los criterios de elegibilidad de la cartera garantizada”, explican en un documento sobre sistemas de garantías en América Latina, elaborado por el Banco Interamericano de Desarrollo.

En caso de que la empresa prestataria no cumpla su obligación de repago del crédito, la entidad financiera notifica al administrador del Fondo, quien después de verificar el cumplimiento de las condiciones y que extremen esfuerzos por recuperar el préstamo, abonarán la parte correspondiente del crédito vencido.

Entrevista

“Un fondo y un seguro son los escoltas de la bancarización”
Ernesto Rivero Villarroel, director ejecutivo de la Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero de Bolivia (ASFI), enfatiza en el control social.

Paceño, economista y auditor financiero de la Universidad Mayor de San Andrés, tiene maestrías en Economía (EEUU) y Estadística Matemática (Chile). Especializado en Planificación y Políticas económicas (Alemania y Holanda). Profesor emérito de la UMSA, ha trabajado en consultorías de empresas, fortalecimiento institucional, finanzas y seguros. “Llego a la ASFI a través de una invitación que me hizo el presidente Evo Morales y estoy cumpliendo a cabalidad el mandato que me otorgó”, expresó.

¿Qué retos tiene la ASFI?
Antes era sólo Superintendencia de Bancos, ahora es un organismo regulador, fiscalizador, en el área de los seguros y el mercado de capitales. Son responsabilidades monumentales porque el sistema de intermediación financiera, valores y seguros representan los puntales conjuntamente el Banco Central (BCB) en la ejecución de las políticas macroeconómicas, fiscales, cambiarias, comerciales y otras.

¿Su función principal?
La ASFI es la autoridad de supervisión del sistema financiero y al mismo tiempo se constituye en una autoridad de control social que es manifiesto a través de la supervisión, regulación y fiscalización del sistema financiero.

¿Otra forma de entender el control social que señala la CPE?
Digamos que es una forma de instrumentar el control social, que seguramente en el futuro próximo va a ser enriquecido a través del Código de Comercio, una ley revisada de bancos, ley de valores, ley de seguros y otras que van a profundizarlo y beneficiar el sistema de economía plural que establece la Constitución Política del Estado (CPE). Donde el sector privado convive con el público, con la economía mixta, el cooperativismo y se incorpora un elemento vital: la economía comunitaria que otorga nuevos roles y genera nuevos protagonistas.

La banca, ¿cómo se inserta la banca en este concepto?
La banca ha tenido una dinámica asombrosa en el último quinquenio porque ha recibido muchas normas claras, muchas señales de políticas económicas que se han ido consolidando al extremo que ahora muestra una gran liquidez. Va a intervenir en la consolidación del estado plurinacional en el financiamiento a la economía comunitaria a través de normas, políticas económicas que vayan emergiendo sistemáticamente de parte del Gobierno central; porque en los 327 municipios tenemos muy poca bancarización.

¿Cómo ampliarla?
Con planes de desarrollo rural. Y luego, la ASFI se preocupa de establecer las respectivas normas para el financiamiento sin flexibilizar las normas prudenciales básicas de la intermediación financiera; acompaña con un conjunto de actividades colaterales como el microseguro que va con las microfinanzas que entran en el esquema de la profundización financiera; luego tenemos el fondo de garantía y el seguro agropecuario universal.

¿Qué rol juegan el fondo de garantía (FG) y el seguro agropecuario universal (SAU)?
Son dos escoltas de la bancarización, acompañan sistemáticamente al sistema de intermediación financiera. Es decir que los bancos, cooperativas, fondos financieros ya no entran solos a zonas de alto riesgo crediticio. Así, tenemos una mayor profundización financiera, mayor absorción de mano de obra, inversiones, ingresos, riqueza, crecimiento y desarrollo humano.
Ocurre un nevada, granizada, lluvias, viene una sequía, ocurre el siniestro, pierde su producción el productor y el FG cobertura al banco, al intermediador, le paga un 80 ó 90% del capital asegurado y así no pierde su capital.

¿Cómo asegurar que estos beneficios lleguen al cliente final si no hay flexibilización?
Desde que aparece el FG las normas están totalmente flexibilizadas porque da cobertura a todas las potenciales perdidas. Ya no necesitan solicitar garantías reales. Todo el riesgo lo absorbe el FG y el SAU. El usuario del crédito le paga una prima y el SAU le da la cobertura. Y el FG garantiza al banco la recuperación de su crédito. Los riesgos del crédito son asumidos por el FG y el SAU. Ahí se han flexibilizado las normas. Inclusive se está trabajando en una ley donde los bienes muebles pueden ser garantía. Un tractor puede ser garantía mueble o las maquinarias de fabricar fideos o de una panadería. Actualmente, no se aceptan como una garantía efectiva, porque en cualquier momento agarran las maquinarias de la panadería y se van a otro lugar. Ése es el riesgo que no aceptan los bancos ni en términos reales ni de posibilidad.

“Todo el riesgo (crediticio) lo absorben el Fondo de Garantías y el Seguro Agropecuario Universal”

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Twitter / Bolsa_BBV