FINANZAS Y BANCA EN BOLIVIA

12 febrero 2011

Impuestos. Mínimo aporte de regímenes especiales

Del total de contribuyentes de Bolivia (263.624 registrados hasta 2010), el 84% (221.198 contribuyentes) está dentro del Régimen General y por lo tanto están obligados a emitir facturas y el 16% (42.426) forma parte de los Regímenes Especiales (Régimen Tributario Simplificado, Sistema Tributario Integrado y Régimen Agropecuario Unificado) que tienen un tratamiento particular en los montos a pagar, según datos del Servicio de Impuestos Nacionales (SIN).


En recaudaciones tributarias, de los Bs 15.043 millones que el SIN recaudó en 2010, un 99,83% fue aportado por contribuyentes del Régimen General y el 0,17% por Regímenes Especiales.


El SIN destaca que en 2010 el Padrón de Contribuyentes creció un 18,2% con relación a 2009 con el registro de 47.928 nuevos contribuyentes (el 92,6% se inscribió al Régimen General) y las recaudaciones tributarias subieron de Bs 14.791 millones a Bs 15.043 millones en el mismo periodo.


Sin embargo, economistas y representantes de algunos sectores consideran que la gran brecha que existe entre quienes pagan puntualmente sus impuestos y quienes evaden esa obligación usando una serie de ‘estrategias’ sigue siendo amplia en el país.
Según los analistas, la alta informalidad que predomina en el país y que ronda el 60% de la actividad económica hace ver que el universo tributario sea grande frente a la reducida base de contribuyentes, por lo que creen que urge mayor conciencia tributaria, así como un control más intensivo para detectar a los evasores.


Las observaciones también apuntan a que algunos grandes empresarios se ‘camuflan’ en los regímenes especiales tributando menos de lo que les corresponde.


Los regimenes especiales fueron creados para facilitar el pago de impuestos de un determinado sector de contribuyentes.
Es así que dentro del Régimen Tributario Simplicado (RTS) se agrupa a comerciantes minoristas, artesanos y vivanderos con capitales entre Bs 12.001 y Bs 37.000; el Sistema Tributario Integrado (STI) acoge a propietarios de vehículos (máximo dos) dedicados al transporte público, mientras que el Regimen Agropecuario Unificado (RAU) concentra a pequeños propietarios de actividades agrícolas o pecuarias.
Representantes de instituciones que agrupan a esos tres sectores justificaron la necesidad de los regímenes especiales argumentando que se adecúa a la reducida capacidad económica de esos sectores y otras limitaciones.


Consideran que si existen grandes empresarios camuflados en los regímenes especiales, son las instituciones fiscalizadoras quienes deben detectarlos y sancionarlos. Aunque no se pudo acceder a cifras precisas, desde la Confederación de Gremiales de Bolivia se informó que hay unos 1,5 millones de comerciantes en el país, y más de 100 mil tributan bajo el régimen simplificado.


“El ciudadano debe verificar cómo sectores del comercio de artículos de línea blanca se encuentran en el Régimen Simplificado cuando su capital supera los Bs 37.000. El control está fallando”, observó el economista Teófilo Caballero tras indicar que se deben diseñar políticas para aumentar la formalización de la economía. “La tarea no es fácil, tiene por delante un alto grado de impopularidad para el Gobierno habida cuenta que la propensión a la evasión fiscal es alta en el país (...) Las medidas de control están dirigidas a las empresas del aparato formal. Pero, la informalidad en Bolivia ya supera el 67%”, exclamó Caballero.


Tanto el presidente ejecutivo del Servicio de Impuestos Nacionales (SIN), Roberto Ugarte como la gerente distrital del SIN Santa Cruz, Leidy Escobar, enfatizaron en que el control es permanente mediante operativos y destacaron las acciones iniciadas para un mayor acceso del contribuyente a información y trámites vía la Oficina Tributaria Virtual y así generar mayor conciencia tributaria.

Evaluación del sector empresarial

- Control. El Centro Boliviano de Economía de la Cámara de Industria, Comercio, Servicios y Turismo de Santa Cruz (Cebec-Cainco), considera que el sistema tributario boliviano no cumple con principios de universalidad, igualdad y proporcionalidad al referirse a los regímenes especiales. “Esa desigualdad, indica que gran número de contribuyentes goza de privilegios siendo que todos debemos contribuir al sostenimiento del Estado”, dijo

- Informalidad. La actividad informal en Bolivia es muy alta, la misma está en un 60%. “Urgen programas de formalización, ya que muchas veces por información no objetiva, es que los potenciales contribuyentes no se formalizan”, enfatizó.

- Control. El Cebec-Cainco, cree que urge más control de la autoridad tributaria y aduanera. “Amparados en regímenes especiales se encubren personas que por el porte de su actividad no les corresponde estar allí. De lo contrario subirían las recaudaciones y bajaría el contrabando y la competencia desleal”, aseveró.

Entrevista

«Hay grandes que Se camuflan»

Roberto Ugarte.

Presidente ejecutivo del Servicio de Impuestos Nacionales
- ¿A qué se debe la gran brecha que existe en recaudaciones y cantidad de contribuyentes de los regímenes general y especiales?.
- Esto obedece a la misma estructura creada en 1986 con la reforma tributaria. Después de la implementación de la ley 843 se han aprobado tres decretos en los que se crean los regímenes especiales. Éstos tienen un tratamiento simplificado para el pago de los impuestos.
- ¿Se camuflan grandes empresarios en regímenes especiales?
- Evidentemente hay grandes empresas o actividades económicas que se camuflan en regí menes especiales o bien no están inscritas en ningún régimen tributario. Existen varios mayoristas en el comercio que realizan compras importantes y distribuyen a minoristas. Para intensificar el control con la última ley financial que aprobó la Asamblea Legislativa se determinó que quienes realicen compras mayores a Bs 50 mil deben hacerlo a través de un medio fehaciente de pago (cheque, tarjeta de crédito, débito u otro documento autorizado por el sistema financiero).
- ¿Cómo evalúa el 2010?
- Hubo un incremento de un 18% en el padrón de contribuyentes como efecto del control. Además incidieron las políticas del Gobierno sobre responsabilidad del manejo de los recursos del Estado. Es un crecimiento aceptable, sabemos bien que el número de contribuyentes de los regímenes general y especiales responden también a una realidad económica y eso de un año a otro es un poco difícil revertirlo. Otro logro que destacamos es el lanzamiento de la oficina tributaria virtual, además de la incorporación de 80 mil nuevos contribuyentes al Sistema Newton.
- ¿Qué metas tiene para 2011?
- Hemos aprobado un plan estratégico institucional 2011-2015 con el que pretendemos fortalecer nuestra infraestructura y recursos humanos. Por otro lado, a partir de este mes realizaremos pruebas para implementar el padrón biométrico. En recaudaciones, la meta es crecer un 10% (hasta unos Bs 16.500 este año sin incluir el IDH ni el IEHD).
- Se critica que falta mayor control sobre los evasores
- Evidentemente hay mucho por hacer pero estamos avanzando de acuerdo a nuestra capacidad en recursos. Con el nuevo plan intensificaremos el control sobre quienes no tributan.

La opinión de los sectores

Comerciantes
“Es una conquista del sector gremial”
Los comerciantes consideran el régimen tributario simplificado como una conquista del sector, al que no están dispuestos a renunciar.
El secretario ejecutivo de la Confederación de Gremiales de Bolivia, Francisco Figueroa, afirmó que los comerciantes minoristas, artesanos y vivanderos no están en condiciones de formar parte del régimen general. “Hay muchos comerciantes que no saben leer ni escribir y se ven limitados para manejar talonarios y dar facturas. El régimen simplificado nació en 1986. Es una conquista nuestra. Si hay grandes comerciantes camuflados en el régimen simplificado, los fiscalizadores tienen que descubrirlos”, señaló.
Según Figueroa, en Bolivia hay cerca de 1,5 millones de comerciantes. “El Gobierno dice que tributan bajo el régimen simplificado 50 mil, tengo información de que son más de 100 mil. Está bien que más contribuyentes se inscriban para que haya más ingresos para el erario, pero que el Gobierno dé condiciones y no haga negocios paralelos a la actividad productiva”, dijo.
Jesús Cahuana, representante de la Federación Única de Gremiales Santa Cruz coincidió en la defensa del régimen simplificado: “Las condiciones de los mercados dificulta que el comerciante pueda manejar facturas y llevar su contabilidad, otros no saben leer ni escribir. Hay pocos inscritos porque no llegamos a un acuerdo con el Gobierno. Quisimos tener una reglamentación clara. Si dicen que hay ‘elefantes blancos’ mimetizados en el comercio minorista, la renta debe controlarlos”.

Transportistas
“Manejamos capitales pequeños”
Representantes del sector del transporte público argumentaron la importancia de formar parte de un régimen tributario especial.
“No somos empresarios, tenemos capitales chicos. Ya no es como en otros tiempos, antes familias eran dueñas de varios micros. Cada tres meses tenemos que presentar un descargo con facturas. Además pagamos el impuesto municipal anualmente. Cuando se observa que hay grandes empresarios detrás de los regímenes especiales, eso no se aplica al transporte masivo de micros o taxis. Somos microempresarios con pequeños capitales. Tenemos permitido tener hasta dos unidades por transportista. Nuestra situación es delicada, si nos quieren pasar a otro régimen sería la estocada final. Pese a que el precio de varios productos han subido, nosotros seguimos con la misma tarifa desde hace años y eso nos desespera”, dijo Róger Gonzales, secretario de la Federación de Transportistas 16 de Noviembre.
Similar preocupación manifestó Mario Guerrero, secretario general del Sindicato de Transportistas Santa Cruz. “Puede ser que hace 30 años podía haber un transportista que tenía varios micros y un gran capital, entonces eran grandes empresarios del transporte. Ahora cada uno tiene sólo su herramienta de trabajo, algunos no tienen ni casa propia y tienen deudas, no están en condiciones de pagar bajo un régimen general porque sus posibilidades económicas no les da. Si hubiera un grán empresario infiltrado, hay una autoridad que regula eso”, dijo.

Agropecuarios
“Se adecua a la realidad del sector”
El presidente de la Cámara Agropecuaria del Oriente (CAO), Mauricio Roca considera que el régimen tributario especial al que se acoge la pequeña y mediana propiedad agrícola, responde a la realidad y capacidad económica del sector.
“La pequeña y la mediana propiedad agrícola se encuentran dentro del Régimen Agropecuario Unificado (RAU). Para el tema del IPA (Impuesto a la Propiedad Agropecuaria) los pequeños están exentos. El RAU es un régimen tributario de incentivo. Permite a un productor pequeño que no tiene una administración contable tributar bajo una escala que guarde relación con su actividad y con la economía que maneja. El régimen actual está diseñado de acuerdo a la realidad productiva del sector. Modificarla y aumentarle carga impositiva sería colocar una traba muy grande a la capacidad de pago del productor y consecuentemente el daño se vería reflejado en la producción de alimentos”, afirmó.
Roca observa las dificultades que tendría el productor para tributar bajo un régimen general y cree que no se puede generalizar cuando se indica que grandes empresarios se camuflan en regímenes especiales.
“No se le puede pedir a un productor pequeño que esté en el sistema contable, entre otros trámites. Si alguien está actuando fuera de la ley debe sancionárselo pero decir que hay grandes empresarios que se camuflan en regimenes especiales no es una critica que se pueda generalizar a todo el sector”, dijo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Twitter / Bolsa_BBV