25 junio 2015

SIN le dobla el brazo a los mayoristas de carne para facturar

La EMI instalará unidades para ayudar a los pequeños contribuyentes para cumplir sus obligaciones tributarias.

El Servicio de Impuestos Nacionales (SIN) informó que algunos propietarios de los frigoríficos que fueron clausurados iniciaron sus trámites para emitir factura. El conflicto generó la movilización y el inicio de medidas de presión por parte de los carniceros, aunque sin lograr el efecto que buscaban.

Luego de una declaratoria de un paro indefinido por parte de los carniceros minoristas y un par de marchas en la ciudad de La Paz, algunos sectores decidieron reiniciar la venta de carne de res y algunos dirigentes, como el caso de El Alto, iniciaron el diálogo con el ministro de Economía, Luis Arce.

La Empresa de Apoyo a la Producción de Alimentos (Emapa) ayudó al aprovisionamiento de carne de res del Oriente y el control policial en los mercados donde se comercialza el producto, con lo que la medida no se sintió.

SEGUIRÁN LOS OPERATIVOS. En conferencia de prensa, el presidente del SIN, Erick Ariñez, informó que hasta el momento se procedió a la clausura de nueve frigoríficos o negocios donde los carniceros mayoristas procedían a la comercialización de la carne de res del Oriente a los minoristas principalmente. Seis están ubicadas en inmediaciones del Aeropuerto de la ciudad de El Alto y tres en Cochabamba, aunque dijo que en todo el país hay 36 internadores que cuentan con el respectivo Número de Identificación Tributaria (NIT) y emiten factura.

Ariñez explicó que una vez que regularicen su trámite, los propietarios de estos negocios, se levantarán las clausuras, aunque "habían unos cuantos que estaban al margen de la ley y creo que van a regularizar su situación". Mientras esto ocurre, los mismos no pueden realizar su respectiva actividad económica, "es sencillo si yo quiero prestar un servicio tengo que empadronarme".

Informó que durante las últimas reuniones que sostuvo con los dirigentes de los internadores de carne "muchos de los representantes de este sector de los comercializadores de carne han salido del encuentro convencidos de que tienen que cumplir con sus obligaciones tributarias", por lo que se espera que el conflicto se pueda superar próximamente.

Según los datos que maneja el SIN, diariamente los internadores de carne de res o carniceros mayoristas tienen ventas por alrededor de 180 mil bolivianos, pero no emiten factura, por lo que se procedió a realizar las clausuras respectivas y que originaron la movilización de los carniceros minoristas, quienes aseguraban que esto les obligaría también a emitir factura, con el consiguiente incremento del precio del producto al consumidor final.

La viceministra de Política Tributaria, Susana Ríos, sostuvo una reunión con los representantes de la Federación Única de Trabajadores en Carne y Ramas Anexas de El Alto, a quienes se les explicó que los carniceros minoristas se mantienen en el Régimen Tributario Simplificado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Twitter / Bolsa_BBV