08 diciembre 2015

Abren NIT a su nombre y ahora debe Bs 1 millón a Impuestos

En 2007, Ramiro Surco extravió su cédula de identidad. Seis años después, en 2013, el Servicio de Impuestos Nacionales (SIN) le notificó con una deuda de al menos un millón de bolivianos por facturas emitidas con un NIT a su nombre.
Pero Surco asegura que fue víctima de un falsificador que aprovechó un descuido suyo y que él no emitió ninguna de esas facturas que ahora le agobian.
Su abogado, Javier Pari, dice que su cliente teme perder su casa con un embargo, pese a que ya identificaron al principal sospechoso de la falsificación: M. A. O., un exfuncionario del SIN al que la Fiscalía aún no toma su declaración informativa, pese a que pasaron al menos dos años desde que se hizo la denuncia.
"Mi reclamo es que a este señor hasta ahora no le toman la declaración porque no lo encuentran para notificarlo. He pedido que se emita orden de allanamiento a su domicilio y nada, que se haga la notificación por edicto, pero el juez se niega”, reclamó Surco.
El proceso en el Ministerio Público es por falsedad material, falsedad ideológica y uso de instrumento falsificado, delitos sancionados con reclusión de uno a seis años, de acuerdo al Código Penal.
Surco explicó que después del extravío de su carnet, alguien falsificó un poder en el que él le otorgaba a M. A. O. la facultad de abrir un NIT. Su abogado acota: "Él perdió su carnet, hicieron un poder y sacaron un NIT a su nombre, ahora debe como un millón de bolivianos a Impuestos. Indican que son facturas que el señor ha emitido. Son por mercancías, por varias cosas”.
Pese a los reclamos de Surco, dijo que en el SIN le informaron que es req uisito la sentencia de un juez que demuestre que él fue víctima de una falsificación para que se le perdone la deuda.
"Me reuní con los gerentes de Impuestos, con la Unidad de Transparencia, con la Defensoría del Pueblo, todos me dicen que necesito la sentencia de un juez para recién ingresar al caso”, se queja el denunciante.
Más implicados
Tanto Surco como su abogado sostuvieron que hay más implicados dentro del SIN en esta falsificación, pues están seguros de que M. A. O. no operaba solo.
"No puedo dar nombres pero investigamos y se identificó gente que trabaja en Impuestos, hacemos las diligencias de las investigaciones con la Fiscalía. Pero queremos recalcar que hay retardación, porque hasta ahora no se le notifica al señor”, dijo Pari.
Los casos de falsificación tras el robo o pérdida de cédulas de identidad son frecuentes. Por ejemplo, en 2014 una mujer obtuvo un crédito comunal de 30.500 bolivianos con el carnet de otra persona en La Paz.
El SEGIP recuerda denunciar en sus oficinas estas pérdidas, para evitar casos similares.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Twitter / Bolsa_BBV