04 diciembre 2015

Adultos mayores piden Bs 1.565 de renta dignidad

De cada diez adultos mayores en Bolivia, solo uno es jubilado y los otros nueve dependen de los ingresos que generan. Así resumieron el estado de situación que enfrenta este sector, que ayer decidió salir a las calles de La Paz para exigir que la Renta Dignidad suba de 250 bolivianos mensuales a 1.565 bolivianos, que es un salario mínimo.

Mientras los jubilados no se resignan a ser excluidos del pago del doble aguinaldo y solicitaron recientemente al vicepresidente Álvaro García Linera que interceda para que se puedan reunir con el presidente Evo Morales, para solicitarle que se les extienda el pago del doble beneficio.

Los manifestantes que se movilizaron ayer por las principales calles de la sede de Gobierno explicaron que los 250 bolivianos mensuales que reciben como renta no les alcanza e incluso expresaron su predisposición para negociar la entrega de víveres.

Los representantes de los adultos mayores que se movilizaron ayer indicaron que en Bolivia hay un millón de personas de la tercera edad, pero un poco más de 100 mil son jubilados, "mientras el resto debemos sobrevivir con la venta de limones y otros artículos", señaló uno de los representantes de los manifestantes.

La Renta Dignidad surgió anteriormente como Bonosol, producto del proceso de capitalización que se registró en el país desde 1996 y que posteriormente el actual Gobierno decidió incrementar su valor con la rentabilidad que generan las empresas que fueron estatizadas.



DRAMA DE LAS PERSONAS MAYORES. Los manifestantes, entre hombres y mujeres, que se movilizaron ayer, señalaron que en caso de que no se les atienda su principal demanda radicalizarán sus protestas con la incorporación de representantes de otras regiones. Los adultos mayores relataron los problemas que diariamente enfrentan, entre ellos la atención en salud, que consideran es deprimente, por lo que solicitaron una entrevista con el presidente Evo Morales para pedirle que se destinen más recursos a este sector.

Contaron a los periodistas y a los ocasionales transeúntes que los escuchaban, el drama que enfrentan para que sean atendidos en el hospital de Clínicas, donde aseguran que deben madrugar para conseguir una ficha y lo peor es que no hay especialistas que los puedan atender y menos equipos que requieren para su tratamiento.

En tanto, los representantes de los jubilados de todo el país sostuvieron un congreso recientemente y determinaron solicitar al Gobierno que se realicen auditorías médicas y de otro tipo en la Caja Nacional de Salud (CNS), debido a que los problemas de mala atención persisten y no fueron solucionados, pese a las medidas de presión que protagonizaron y los planes de cambio que se promulgaron.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Twitter / Bolsa_BBV