15 diciembre 2015

Dos importantes emisores de valores

La falta de empresas emisoras es común en todas las bolsas de valores del mundo. Para reducir estas deficiencias se ha intentado en vano que empresas estatales y que ciertas empresas, incluidas las PyME, tengan requisitos de aprobación más expeditos y menos costosos para emitir valores en bolsa.

Aun así, no hay emisores suficientes. Por ejemplo en México, uno de los mercados más dinámicos de la región, se tienen 141 empresas locales listadas en bolsa. Colombia (70), Barbados (22), Bermuda (13) y Panamá (27). En Latinoamérica, la mayor cantidad de empresas locales listadas están en Brasil (350), Santiago (230) y Lima (211) y en Buenos Aires (95).

A nivel mundial existen 45.642 empresas listadas en las bolsas miembros de la World Federation of Exchanges. Los mercados con mayor número de empresas listadas son Bombay (5.576), Toronto (3.707) y Madrid (3.762).

En el continente americano hay un total de 10.388 emisores listados en Bolsa de los cuales 5.250, es decir más del 50%, están en Estados Unidos , mientras que un 36% en Canadá y apenas 13% en el resto.
Aun en Estados Unidos, donde existen 31,6 millones de empresas de las cuales 5,8 millones son corporaciones y podrían listarse en bolsa, apenas 5.250 (0,09%) lo han hecho.

Los patrimonios autónomos de titularización y los fondos de inversión son emisores de objeto único separados contablemente de quien los constituye y administra. Por eso son vehículos de propósito especial ideales para emitir valores, especialmente cuando las empresas emisoras escasean.
Ecuador y Bolivia son ejemplos clásicos de cómo ante la falta de emisores empresariales, se ha optado por explotar estos vehículos para desarrollar sus mercados por la vía de las titularizaciones y fondos de inversión.
Desde 2005, en Ecuador, los fideicomisos de titularización han sido una importante fuente de nuevas emisiones, representando en promedio un tercio del total emitido hasta el año 2012. En 2014 se registraron 14 nuevas titularizaciones por un monto de 372,4 millones de dólares que se suman a los cerca de 2.000 millones de dólares aún vigentes. A la fecha, de 538 emisores, 150 son fideicomisos de titularización.
En Bolivia, en 2008, el 75% de las emisiones del sector privado eran titularizaciones y en 2009 se alcanzó a 82% del total emitido. De 2001 a la fecha se han emitido cerca de 700 millones de dólares en valores de titularización en favor del sector de la construcción, municipios, empresas mineras, hotelería y energía.
Adicionalmente, en el país existen 56 fondos de inversión que manejan 1.624 millones de dólares. De los 140 emisores inscritos en la Bolsa Boliviana de Valores (BBV), 71 son patrimonios autónomos de titularización o fondos de inversión cerrados.

En la Bolsa de Valores de Brasil existen 350 empresas listadas y 122 fondos de inversión. En México hay 4,5 veces más fondos de inversión listados que empresas. En Irlanda existen más de 7.400 fondos de inversión listados y apenas 52 empresas emisoras. En la Bolsa de Luxemburgo hay 6.621 fondos de inversión listados y únicamente 219 empresas.

El éxito de incorporar a las Pequeñas y Medianas Empresas (PyME) y otras a las bolsas de valores es justamente a través de estos vehículos.
Es más fácil juntar a varias PyME en un fondo de inversión cerrado que llevar a una PyME a emitir en la bolsa. De la misma manera, es más fácil que los derechos de flujos futuros de una concesión de peajes de carreteras se lleven a la bolsa mediante un patrimonio autónomo de titularización, que una empresa estatal emita en la Bolsa.
* Es especialista en mercados
de valores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Twitter / Bolsa_BBV