04 diciembre 2015

Préstamos a PyME bajaron este año, según la Asoban

Cuando faltan semanas para la finalización del año, la cartera de préstamos dirigida a las Pequeñas y Medianas Empresas (PyME) se estancó y sólo registró un crecimiento de 0,7%, según una evaluación de la Asociación de Bancos Privados de Bolivia (Asoban).
La tendencia desde 2014 fue de decrecimiento, porque ese año sólo se experimentó una expansión de 1%, y si se analiza el comportamiento en un año (octubre 2014-octubre 2015), sólo se observa un incremento de 0,3% en el financiamiento dirigido a las PyME.
"La cartera PyME ha decrecido considerablemente, registrando tasas de crecimiento nulas en el año, situación que responde principalmente a los requisitos de formalización que la autoridad de supervisión exige”, señala Asoban.
Hasta octubre de 2015 la cartera de la banca llegó a 14.899 millones de dólares, es decir, 1.867 millones de dólares por encima de la registrada en 2014.
Si bien la cartera, en términos interanuales, creció en 19%, un análisis de la cartera por producto muestra que esto fue impulsado en mayor medida por las carteras empresarial e hipotecaria, y en menor medida por el microcrédito y el crédito de consumo.
Por ejemplo, los créditos para el sector productivo y de vivienda social alcanzaron a 6.703 millones de dólares, con un crecimiento de 38% en términos interanuales y acumulados.
La porción destinada a vivienda de interés social llegó a 1.194 millones de dólares, un 43% más; el aumento benefició a más de 17.000 familias.
Para Asoban, esto tiene un efecto multiplicador sobre la población si se considera que cada familia está compuesta por cuatro miembros, en promedio.

Sin embargo, el incremento de la cartera destinada a los sectores calificados como "no productivos” ha sido muy limitado (7%) en términos interanuales, lo que guarda estrecha relación con el bajísimo crecimiento del crédito a las empresas del sector comercial (1%) y del sector de servicios (4%), subraya el informe de la Asociación de Bancos Privados.
A su vez, en términos acumulados, la cartera no productiva creció sólo 0,2% a raíz del retroceso en los sectores comercial (-3%) y de servicios (-11%).
Con relación a otros indicadores, la entidad destaca el crecimiento del patrimonio, que a octubre de 2015 llegó a 1.809 millones de dólares. Esto denota la fortaleza de la banca, que se debe principalmente a la capitalización de las utilidades de los inversionistas en cada gestión.
Asoban observa que la fijación de metas de cartera, de tasas de interés activas máximas y pasivas mínimas y la carga impositiva diferenciada y superior a la del resto de sectores económicos presionaron los márgenes financiero, operativo y neto.
La rentabilidad de la banca se redujo a 13,6% a octubre y es la menor desde 2007.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Twitter / Bolsa_BBV