01 febrero 2016

Deuda externa privada es la más baja de la región

Si bien en los últimos 15 años la deuda externa del sector privado a nivel de la región latinoamericana se ha triplicado, como señala un informe de la Fundación Jubileo; en el caso de Bolivia, está situación representa el más bajo de la región, incluso inferior al 17% promedio con respecto al Producto Interno Bruto (PIB) de la deuda externa pública que tiene el país con los acreedores internacionales, tanto multilaterales y bilaterales.

“En el caso de Bolivia, que la deuda privada se mantenga por debajo de los índices de la deuda externa pública, no es para preocuparse. Está dentro de lo normal en una economía donde el protagonismo está centrado en el sector público”, señaló Armando Méndez, analista económico.

Sin embargo, Patricia Miranda, economista e investigadora de la Fundación Jubileo, señala que es importante mantener criterios de responsabilidad y sostenibilidad en el endeudamiento, por lo que amerita hacer un seguimiento pese a la baja incidencia en el país. "La preocupación de la deuda externa privada según experiencias del pasado, pese a que generalmente no está garantizada por el sector público, es que el Estado ha tenido que asumir, a través de rescates bancarios por ejemplo, esta deuda para no afectar a sus sistemas financieros".

En el contexto de la región. Según el estudio de Patricia Miranda, de la Fundación Jubileo, la deuda externa del sector privado de América Latina se triplicó entre los años 2000 y 2013, al pasar de 218.000 millones de dólares a 611.000 millones de dólares, según un informe de una fundación católica basado en indicadores del Banco Mundial (BM).

La deuda privada externa pasó de representar el 31% de la deuda total exterior en el año 2000 al 42% en el 2013, ya que la pública también se incrementó durante ese periodo, indica el informe.

Brasil, Guatemala, Nicaragua, Paraguay y Perú son los países con una mayor deuda privada externa respecto a la pública en términos de porcentaje del producto interno bruto (PIB), indica el estudio sin más precisiones.

Sin embargo, el informe de Jubileo afirma que no existen indicadores internacionales específicos sobre los niveles más prudentes de deuda externa privada en cada país, pero destaca como “importante” que la región analice “con mayor profundidad la situación de la deuda externa privada.

La escasa presencia. Según Méndez, cualquier endeudamiento siempre es un riesgo pero también necesaria, cuando el sector privado es el dinamizador de la economía.

"A todo ello, el Estado debe generar mecanismos de inversión, por eso en lugar de endeudarse más siempre es mejor recibir inversión extranjera directa, lo cual en nuestro país sigue siendo un tema pendiente", señaló Méndez.

Panorama
Los países donde la deuda externa privada tiene mayor incidencia



Notorio. En Paraguay la deuda privada triplica la pública; en tanto en Brasil y Perú ha duplicado a la pública; y en Nicaragua y Guatemala la deuda privada supera en un tercio la pública.

Previsiones. Según otros expertos, todas las predicciones hablan de estancamiento económico global: el desplome de la bolsa china a principios de 2016 confirmó este panorama pesimista.

Según la CEPAL (Comisión Económica para América Latina y el Caribe), las economías de la región se contrajeron un 0,4% en 2015 y este año solo crecerán un 0,2%.

Punto de vista

Germán Molina
Economista de la Fundación Milenio

"Solo el sector financiero acudió a la deuda externa"

'No es significativo el endeudamiento del sector privado con los países acreedor o las entidades multilaterales, porque en este momento en el país solo hay líneas de créditos al sector financiero de parte, por ejemplo, de la CAF (Banco de Desarrollo para las Américas). De ahí en más, el sector privado solo acude a créditos de la banca nacional. Entonces, la deuda privada externa en el país no tiene mayor incidencia, dado también por el protagonismo del sector'.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Twitter / Bolsa_BBV