16 mayo 2016

El 60 por ciento abandona lo que empeña

Del piso al techo, uno sobre otro, se acumulan los televisores en la casa de empeño de Carlos, (nombre que guarda en reserva su identidad). En su oficina, de aproximadamente 20 metros cuadrados, apenas queda espacio para caminar y tiene en su almacén más de cincuenta equipos del mismo tipo que están a la espera de que sus dueños los vayan a buscar.

La pantalla chica (televisor) es el objeto por el que más ha prestado dinero Carlos y en las 30 casas de empeño que existen en la calle 25 de Mayo, Jordán, Calama y Ladislao Cabrera, este aparato es uno de los más apetecidos por los dueños de las casas de empeño a la hora de prestar dinero.

Los equipos de pantalla plana y aquellos de tubo (antiguos) les han servido a sus dueños para poder obtener un préstamo al instante, pero algunos nunca más volvieron a verlos.

Es por eso que Carlos ya no recibe televisores de tubo. Se ha quedado con aproximadamente diez que fueron abandonados por sus dueños y ahora no puede venderlos, pues las pantallas planas les han quitado todo el mercado ya hace más de tres años.

“Televisores antiguos no recibo, solo de pantalla plana, que son los más comerciales, por si la gente decide abandonarlos”, mencionó.

Aunque los televisores son los objetos más abandonados en las casas de empeño, existen también otros que tienen buena acogida por los administradores de este negocio cuando se da un préstamo. Entre estos están las computadoras portátiles y las lavadoras.

Lo que no se recibe hace mucho tiempo o se lo hace con cuidado son los celulares. Los registros en las empresas telefónicas han parado la recepción de teléfonos por parte de las casas de empeño, ya que en caso de que los propietarios no los vengan a buscar, muchas veces el equipo queda bloqueado y se convierte en un problema para venderlo.

ARMA DE DOBLE FILO

El negocio del empeño puede ser un arma de doble filo, en el que el prestamista puede ganar, pero también perder si se queda con la mercadería por mucho tiempo y esta pierde su valor en el mercado comercial.

Claudia, empleada de una casa de empeño, manifestó que más del 60 por ciento de los prestatarios no retorna a recoger los bienes que deja como garantía en uno de estos negocios.

Es por eso que para evitar pérdidas, los administradores de estos negocios ofertan en algunos casos menos de la mitad del valor real del equipo en el mercado.

“Uno no sabe si se va a quedar con lo empeñado mucho tiempo, hay cosas que se quedan años y no se pueden vender”, dijo.

Cuando los clientes abandonan por más de tres meses la mercadería es casi imposible que vuelvan porque el interés se va haciendo tan alto como el valor del préstamo, indicó Claudia.

REMATE

La solución para la acumulación de estos objetos por parte de los administradores de estos negocios es entonces el remate.

Calculando un precio menor al que tiene el objeto en el mercado, los prestamistas tratan de deshacerse de la mercadería lo antes posible, pues su valor depende del tiempo en el que lo vendan.

Guitarras, maniquíes, computadoras, cocinas, motores de bombas de agua, acordeones, garrafas y hasta pistolas y rifles de uso reglamentario son parte de la mercadería puesta a la venta en las casas de empeño.

Claudia aseguró que el armamento les ha traído muchos problemas con la Policía, pero a pesar de ello su valor hace que siga siendo aceptado para el préstamo. En el mundo del empeño todo aquello que tiene valor es bienvenido, pero aceptarlo se convierte para los administradores de estos negocios en todo un reto.

Antes de dar la aprobación del empeño, los comerciantes de los equipos hacen una revisión minuciosa del estado.

Una rajadura, abolladura o falla hacen que el objeto quede descartado.

Es por eso que como en el caso de los televisores no solamente pesa la antigüedad y modelo, sino también su estado para que en determinado momento el objeto sea atractivo para la venta.

DATOS PARA TOMAR EN CUENTA
Motos, vehículos, lotes y casas

A la hora de obtener dinero rápido todo es válido en las casas de empeño que también aceptan motocicletas, vehículos y lotes.

Los préstamos en estos casos se realizan en dólares y los intereses varían dependiendo del monto. Pero para ello se deben entregar además de los papeles también los bienes.

El oro también sirve para el préstamo

Anillos, cadenas y cualquier joya de oro puede servir para obtener un préstamo de las casas de empeño.

Dependiendo de la calidad del oro se calcula el interés y, en caso de que la joya no sea recogida en tres meses y no se cancele lo comprometido por el préstamo, esta se comercializa a los joyeros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Twitter / Bolsa_BBV