29 mayo 2016

Pugnas internas precipitaron el cierre de la ex Mutual La Paz

El 13 de mayo, luego de 46 años de funcionamiento, dejó de operar la ex Mutual La Paz. La Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (ASFI) y exfuncionarios apuntan a las pugnas internas, que se desataron entre socios por el control y dirección de la entidad, como una de las causas del cierre

La entidad reguladora, en respuesta a un cuestionario enviado por Página Siete, justificó la intervención de La Paz Entidad Financiera de Vivienda (EFV) señalando que se debió a "serias deficiencias de gestión de riesgos y profundos problemas de gobierno corporativo que estaban poniendo en riesgo la estabilidad y los depósitos del público confiados a la entidad”.

Según la ASFI, estos problemas se extendían desde hace varios años, lo cual fue observado y en reiteradas oportunidades se instruyó su corrección, sin que hasta la fecha de la intervención se hubiesen subsanado.
Esta situación se vio agravada con el hecho delictivo -de origen externo e interno- suscitado entre el 27 y 28 de noviembre de 2014, que develó otra falencia: la vulnerabilidad de sus sistemas informáticos.

La Paz EFV era la única institución de este tipo que no contaba con un directorio electo, debido a problemas internos y conflictos entre socios que no lograban ponerse de acuerdo para elegir a este cuerpo directivo. Ello se evidenciaba por reiteradas denuncias realizadas por los socios.

El artículo 503 de la Ley de Servicios Financieros estipula el tratamiento para entidades financieras con problemas. Una de las causales para que se regularicen es el incumplimiento sostenido de las instrucciones y órdenes escritas del ente regulador, además de prácticas de gestión que pongan en grave peligro los depósitos del público, la liquidez y solvencia.


La Paz EFV tuvo que presentar un plan de regularización que debía ejecutarse en 90 días, pero no fue cumplido a cabalidad por su administración. "En ese periodo, el directorio debió haberse encargado de subsanar las observaciones que hizo la ASFI, pero en vez de eso se dedicaron a hacer proselitismo esperando ser reelegidos en la siguiente asamblea”, explicó la ASFI.
El artículo 511 de la Ley 393 establece como causal de intervención el incumplimiento de algún punto del plan de regularización; por eso, el 13 de mayo se procedió con intervención.

Extrabajadores indicaron que estas deficiencias existían en el pasado y que se agravaron cuando la mutual se convirtió en una EFV. "Al convertirse la mutual en una EFV se debía elegir a un nuevo directorio y aprobar un estatuto. Sin embargo, el proceso fue observado y obstruido en cada oportunidad”, sostuvieron.

De acuerdo con el testimonio, un grupo de socios observó el articulo 42 del estatuto, referido a los requisitos que deben tener los socios para ser elegibles como miembros del directorio.

Frente a este nuevo escenario, se objetó la experiencia mínima de dos años de trabajo en entidades financieras y a contar con un título profesional. "A pesar de estas observaciones se eligió un comité electoral y se presentaron dos frentes para la elección de directorio”, precisaron.

El primer frente estaba compuesto por el directorio saliente de la ex Mutual que buscaba la reelección. Lo conformaban Ronald Quinteros, Mario Andrade, Gonzalo Fernández, Edgardo Herbas, Víctor Peredo, Víctor Roncal y Juan Carlos Limache.

Mientras que el otro frente estuvo integrado por Marco Córdova, Marcel Portocarrero, Marlene Pericón y Félix Montaño, quienes -según las fuentes- no cumplían con el requisito de experiencia mínima de dos años de trabajo en financieras.

En medio del proceso electoral y de un día para el otro, un exfuncionario contó que el presidente del directorio saliente, Ronald Quinteros, cambió de bando, plegándose al grupo liderado por Córdova y Portocarrero, encabezando su plancha.

Ante esto, el otro grupo impulsó la suspensión de las elecciones y la prórroga a su gestión. En esas circunstancias, la ASFI obligó a ejecutar un plan de regularización por 90 días, según la Ley 393.

Marco Córdova, excandidato al directorio, sostuvo que este acto se dio para evitar que su plancha acceda a los registros de la ex Mutual e investigue presuntas irregularidades que se habrían presentado durante la gestión saliente. "Se nos negó la entrada, se nos amenazó con procesos, todo para que no podamos destapar sus negociados”, afirmó.



"No era necesario cerrar la ex Mutual”

Según el expresidente del Banco Central de Bolivia y exfiscalizador de la Mutual La Paz, Óscar Vega, la Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (ASFI) se precipitó al cerrar la entidad financiera.

"La ASFI hizo bien en intervenir, pero se precipitó al cerrar la entidad. Se debió haber tenido mayor consideración con su historia, sobre todo porque no había daño económico”, dijo.

Por su parte el socio y candidato al directorio de La Paz EFV, Marco Cordova, observó que la ASFI eligió al Banco Mercantil Santa Cruz para que se haga cargo de la cartera y depósitos de la ex Mutual, pese a que otras instituciones hicieron una mejor oferta.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Twitter / Bolsa_BBV