17 septiembre 2016

Al menos 30 empresas que dan microcréditos buscan regulación

Alrededor de treinta empresas dedicadas al micropréstamo, distribuidas en todo el país, buscan ser reconocidas por la Ley de Servicios Financieros y ser reguladas por la Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (ASFI).

Con ese objetivo y ser reconocidas, en 2015 conformaron la Asociación Privada de Pequeñas Empresas de Micro Préstamo (APPEMIP).

Su presidente, Renán Rosado, explicó que se trata de pequeñas compañías que ofrecen pequeños créditos a la población que no tiene oportunidad de acceder al sistema financiero tradicional en el país.

Dan préstamos de 100 y 200 bolivianos y se asentaron en las laderas de las capitales y en El Alto y Quillacollo, es decir, su radio de acción es el barrio y los mercados de abasto.

En esas zonas su clientela es diversa y está conformada por pequeños comerciantes que viven al día y que tienen un reducido capital de trabajo.

Según Rosado, su actividad es complementaria y profundizan la inclusión financiera, pues atienden a personas que no pueden obtener un crédito bancario.

Sólo se dedican a dar préstamos y arriesgan el capital de sus socios y no captan depósitos del público, remarcó.

Están constituidas principalmente como Sociedades de Responsabilidad Limitada (SRL) y pagan impuestos, realizan aportes a las AFP de sus empleados y cumplen con todas las disposiciones laborales vigentes.

Rosado sostuvo que, para ser reconocidas plenamente como empresas de servicios complementarios en el ámbito financiero, han iniciado trámites ante la ASFI y el Viceministerio de Servicios Financieros.


"Se ha presentado una propuesta a la ASFI para que comience a regularnos, identifique nuestra área de trabajo y a cada una de las empresas que conforman APPEMIP y hemos respondido a los cuestionarios de la ASFI”, remarcó.

La entidad reguladora producto de esas gestiones, dijo, realiza un censo a nivel nacional para conocer a cada una de las firmas y sus características.

"Evidentemente hay algunas empresas en el mercado que realizan intermediación financiera ilegal, pero las que conforman la Asociación buscan diferenciarse y quieren ser reguladas por la ASFI”, subrayó.

El pasado domingo, con base en información de la Memoria Anual 2015 de la ASFI, Página Siete informó que la reguladora investigaba a 22 empresas que estarían realizando actividad de intermediación financiera ilegal.

Dentro de este grupo aparecían algunas afiliadas a la APPEMIP. En el caso de las Empresas de Servicios de Apoyo Solidario Microempresarial, la ASFI certificó que no incurrieron en ninguna práctica ilegal.

Lo mismo sucedió con el Programa de Apoyo en Microcrédito y Crédito Contigo S.R.L y la empresa MIO S.R.L.



ASFI no encontró nada ilegal en dos firmas

La Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (ASFI), luego de la inspección realizada certificó que la empresa unipersonal de microcrédito Relámpago, no ejerce actividad de intermediación ilegal.

En una carta de conclusión de la fiscalización realizada en 2 de julio de 2015, la reguladora informó a su propietaria María Giovani Meneses que no se evidenció ningún elemento que permita presumir que la actividad de Relámpago, pueda encontrarse en un ilícito penal.

La empresa figuraba en una lista de 22 firmas investigadas por la ASFI y publicadas en su Memoria Anual 2015.

A Gold Forest Company S.R.L también se le certificó que no realiza intermediación financiera ilegal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Twitter / Bolsa_BBV