05 septiembre 2016

La Bolsa ingresa a la era electrónica

Los ruedos a viva voz han iniciado su marcha de despedida en la Bolsa Boliviana de Valores (BBV) y habrán desaparecido por completo desde mediados del próximo año. La reciente puesta en marcha de un Sistema Electrónico de Negociación da paso a una BBV más moderna que, desde ahora, brinda la posibilidad de negociar los valores vía fibra óptica e internet.

"El lanzamiento del sistema electrónico implica un cambio completo de la lógica y de las formas de operación y de negociación de las transacciones de valores en la BBV. Hasta antes del lanzamiento el único esquema era presencial, físico, en el que las operaciones se realizaban, se lanzaban y se hacían las propuestas de compra y venta a viva voz”, explicó a Inversión el gerente general de la entidad, Javier Aneiva.

A fines del pasado mes se inició una primera etapa del cambio trascendental. Las actividades que ya se realizan electrónicamente corresponden al segmento de negociación de valores seriados emitidos por instituciones, empresas o industrias. En ese campo están los títulos que nacen bajo ofertas públicas seriadas, por ejemplo, los bonos, pagarés y valores de titularización. Una de las empresas muy activa en este ámbito es INTI, que ha emitido bonos, de los cuales varias series están vigentes.

La negociación de esos valores, desde el 24 de agosto, tiene horarios definidos y se hace electrónicamente, sin necesidad de que las agencias de bolsa se hagan presenten en las oficinas de la BBV.

La segunda fase, que se proyecta para noviembre, incluye toda la colocación primaria, es decir, las nuevas emisiones de valores. El siguiente paso, y final, se dará al próximo año, entre finales de mayo y principios de junio, cuando se convertirán al esquema electrónico las negociaciones de los depósitos a plazo fijo (DPF).

La complejidad de los DPF es que cada uno es una serie en sí mismo, porque no existe otro igual, tiene un monto, una tasa y un plazo. "Lo que estamos haciendo es que un DPF sea muy parecido; por ejemplo, si está dentro de más o menos siete días, o dentro de un determinado monto, estamos planteando una serialización para que estos DPF únicos sean competitivos también”, aseguró Aneiva.

En estos días se define, junto con el mercado de valores, cuáles serían las reglas de la serialización que menciona el gerente general de la entidad bursátil y, en cuanto se pongan de acuerdo, será implementado el sistema. Ese es el motivo por el cual su puesta en marcha será el paso final en la conversión de la BBV. "Poco a poco estamos dando pasos para cubrir el 100% del mercado”, argumentó Aneiva.

Este cambio implicó una inversión de más de 1,5 millones de dólares para la BBV. Además de comprar el software y su adecuación al mercado boliviano, se hizo una inversión en hardware, en equipos y sistemas redundantes.

Los beneficios

El sistema electrónico permite que el trabajo de las agencias de bolsa sea más eficiente, porque el traslado de los operadores hasta las oficinas de la BBV en La Paz ya no es necesario. En los últimos años, cada vez más agencias han trasladado sus oficinas a zonas alejadas del centro de la ciudad e, incluso, se ha abierto una con sede en la ciudad de Santa Cruz, la cual se veía obligada a mantener una oficina en La Paz, con personal, para las operaciones.

"Con el sistema electrónico, primero, el tiempo y el costo de los traslados quedan eliminados. Los operadores de bolsa trabajarán desde sus escritorios, eso es más eficiente. Más adelante esto facilitará que se puedan abrir agencias de bolsa en otras ciudades del país”, resaltó Javier Aneiva.

La BBV considera que, en los hechos, se está volviendo más boliviana que nunca, porque ya no importa dónde se ubiquen las agencias y las instituciones que quieran ser parte del mercado de valores, pues pueden hacerlo desde cualquier parte del país.

Para que el cambio se realice de la manera más eficiente, las agencias que están activas dentro del mercado fueron evaluadas en cuanto a normativa, conceptos de matemáticas financieras y reglas y normas de negociación, para posteriormente ser autorizadas para participar en las operaciones. La Bolsa además se ocupa de la capacitación e información sobre sus operaciones a las agencias.

Un sistema más eficiente

El nuevo sistema electrónico de la Bolsa, a diferencia de un anterior que fue desarrollado por la misma entidad, está creado y probado en España. Es el sistema que usa Bolsas y Mercados Españoles, utilizado por cuatro bolsas de valores de ese país (Madrid, Barcelona, Bilbao y Valencia). Cumple estándares internacionales y normas de seguridad de la información vigentes en Europa.

Este es uno de los elementos que da certeza de que este sistema no correrá la misma suerte que un pasado proyecto de la BBV, el cual funcionó, pero se topó con problemas en su administración y también se complicó con el aumento de las operaciones.

¿Hay algún riesgo con el nuevo sistema? "Los riesgos son tecnológicos, comenzando con las conexiones de comunicación, pasando por los equipos y terminando en problemas del propio software”.

En caso de que la fibra óptica que conecta a las agencias con la plataforma presente fallas, las normas de tecnología y las de seguridad de la información obligan a contar con mecanismos de contingencia. Por ello, cada agencia está conectada a dos líneas de distintos proveedores, y queda la alternativa de usar conexión por internet; en el peor de los casos, las agencias podrán trasladarse a las oficinas de la BBV y usar las computadoras destinadas para las negociaciones electrónicas.

No se calcula cuánto, pero la Bolsa espera un crecimiento seguro a partir del nuevo sistema.

La BBV es la séptima en Iberoamérica

A diferencia de las bolsas de todo el mundo, en la Bolsa Boliviana de Valores (BBV) el mercado de acciones no está desarrollado. En el mercado de valores boliviano es común la negociación de títulos de deuda. "En ello somos bastante buenos porque a nivel regional estamos en un séptimo lugar de 13 o 14 bolsas registradas en la Federación Iberoamericana de Bolsas (FIAB)”, destaca el gerente general de la BBV, Javier Aneiva.

Delante de la de Bolivia están bolsas de países muy grandes con mercado muy desarrollados como Brasil, México, Chile, Argentina y Colombia. Pero estamos por delante de varios países como Perú, cuya Bolsa en Lima sí negocia acciones, pero mucho menos en renta fija de lo que se negocia en Bolivia. Las bolsas de Panamá, de Quito y Guayaquil, en Ecuador, negocian menos de lo que se negocia en el país.

Empero, si se separa el área de renta fija del de renta variable, es decir, sin tomar en cuenta el mercado de acciones (en el que no tenemos operaciones), la BBV ocupa el cuarto puesto en Iberoamérica, en cuanto al valor de sus operaciones.

"Hay una dinámica importante, hay empresas, instituciones, industrias y bancos con visión de financiamiento en el mercado de valores, cada vez más diversas. Vemos un INTI farmacéutico, un Soboce en cemento, en Gravetal en soya, Telecel en comunicaciones, Toyosa en vehículos. Cada vez hay más empresas que adoptan el mercado de valores como fuente de financiamiento”, celebra Aneiva.

En vista de que el mercado de acciones no está desarrollado, la BBV lleva adelante actividades para que la población tenga conocimiento de lo que es financiarse mediante la venta de acciones al público en general, entre ellas la coordinación con universidades. También realiza propuestas de ajustes normativos para que se genere otra dinámica de capital de riesgo y así las empresas crezcan vía la emisión de acciones o también con papeles de deuda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Twitter / Bolsa_BBV