05 octubre 2016

Pronóstico del FMI Crecimiento económico en Bolivia será 3.7% este año


El Fondo Monetario Internacional (FMI) proyectó que Bolivia crecerá 3,7% en la presente gestión y con mejor perfil para 2017, con 3,9% de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB).

En su documento: “Perspectiva de la Economía Mundial”, publicado ayer lunes, el organismo internacional también proyectó el índice de precios al consumidor que estima que en 2016 será de 3,9%, con una previsión para 2017, con tendencia a la alza de 5,1%.

AGUINALDO

El presidente Evo Morales afirmó ayer que si el crecimiento económico es menor al 4,5%, no se cancelará el segundo aguinaldo y remarcó que el tema no será objeto de debate con sector alguno.

“Si el crecimiento está sobre 4,5% habrá segundo aguinaldo; si es menos no habrá doble aguinaldo, todo por cuidar la economía nacional”, declaró el mandatario en rueda de prensa, en Palacio de Gobierno.

PRESUPUESTO

El presupuesto del Gobierno para este año consignó una tasa de expansión de la actividad económica de 5,01%, pero el propio ministro de Economía, Luis Arce, reajustó recientemente la meta a la baja y dijo que el crecimiento de la economía, sería entre 4.7 y 4.8%, menor de lo previsto.

El sector de la agroindustria se declaró la semana pasada en quiebra y dijo que “no está en condiciones de cumplir con el decreto 1802, que fija el doble aguinaldo en caso que la economía registre 4.5% o más de crecimiento anual”. Igual decisión adoptaron los pequeños productores de Santa Cruz.

DESEMPLEO

Sobre la tasa de desempleo, el FMI señala que será de 4%, aunque el Gobierno informó que este indicador subirá hasta 4,4%. Para la gestión 2017, el FMI prevé que la tasa de desempleo se mantendrá en 4%.

A nivel mundial, el organismo internacional financiero advierte que “las fuerzas que están dando forma a las perspectivas mundiales —tanto a corto como a más largo plazo— apuntan a una moderación del crecimiento en 2016, seguida de una recuperación paulatina, así como a riesgos a la baja”.

REINO UNIDO

Algunas de estas fuerzas son shocks nuevos, como el fenómeno conocido como “brexit” —la salida del Reino Unido de la Unión Europea que se decidió en el referéndum celebrado el 23 de junio de 2016—, otras son el realineamientos en curso, como el reequilibramiento de China y la adaptación de los exportadores de materias primas a una disminución prolongada de los precios.

Otras tendencias son el lento movimiento, como los factores demográficos y la evolución del crecimiento de la productividad, así como factores no económicos, como la incertidumbre geopolítica y política.

DÉBIL RECUPERACIÓN

“Esa tímida recuperación también contribuye a explicar la debilidad del comercio mundial y el nivel persistentemente bajo de la inflación”, señala el documento.

El crecimiento del producto mundial para 2016 se estima en 3,1% y con un crecimiento a 3,4% en 2017. Para EEUU proyecta un crecimiento de 1,6% y para la zona del euro 1,7%.

REGIÓN

Para la región de América Latina la proyección no es nada auspiciosa ya que se estima una desaceleración con una caída en la producción con respecto de 2015 a -0,6%. Mientras que para 2017 la proyección sube a 1,6%.

En Sudamérica, Venezuela encabeza la lista de países con una drástica caída con una proyección de crecimiento de -10%, seguido por Brasil con -3,3%, Ecuador con -2,3% y Argentina con -1,8%.

En contraposición, las mejores estimaciones de crecimiento están para Perú y Bolivia con 3,7%, seguidos por Paraguay con 3,5% y Colombia con 2,2%, entre los más destacados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Twitter / Bolsa_BBV