09 octubre 2016

Tarijeños se dan formas para esquivar la crisis económica



Cargados con sus hijos en brazos o en sus espaldas, pechando acoplados o simplemente llevando bolsas llenas deproductos,

muchas madres y padres de familia que antes trabajaban en alguna oficina pública o privada, o que tenían su negocio vinculado a alguna institución, se ven obligados a buscar la forma de sobrevivir. Hoy salen todos los días a las calles para intentar vender algo y poder conseguir dinero para mantener a su familia.
Otros que perdieron la esperanza de salir adelante en esta tierra y tuvieron la oportunidad de buscar suerte en otro lado, sobre todo la gente del área rural, salieron de Tarija rumbo al interior del país o se fueron a Chile o Argentina para trabajar en el campo de la agricultura, la construcción o la industria textil.
Esa es una cara del panorama que se vive en la ciudad de Tarija debido a que la baja del precio del petróleo a nivel mundial ocasionó una reducción del presupuesto en las instituciones departamentales y municipales. Éstas como consecuencia se vieron obligadas a disminuir su personal, cerrar programas y/o paralizar obras. Al final, todo esto terminó afectando a miles de familias, sobre todo a las que tienen menos recursos.
La situación no es ajena para nadie y eso lo reconoce el presidente de la Federación Departamental de Juntas Vecinales (Fedjuve) de Tarija, Edwin Rosas, quien expresó que actualmente no existe “mucho” movimiento económico en el departamento, se paralizaron muchas actividades y los precios de los productos de la canasta familiar suben continuamente.
A eso, añade que existen diferentes solicitudes de los vecinos de los barrios que no son atendidas, si es que no están catalogadas como prioridad. “La crisis está siendo sentida por los vecinos y es preocupante”, agregó.
Similar postura mostró la dirigente de la Federación Departamental de Gremiales, Adriana Romero, quien dijo que su sector atraviesa por un momento crítico debido a la falta de circulante.
A esto, añadió que por esa misma crisis y el desempleo, muchas personas optaron por ingresar al sector informal, vendiendo ropa, comida, artefactos de cocina, accesorios de belleza y otros, lo que al final agrandó la competencia en el sector. Dijo basta con recorrer las calles y barrios de la ciudad para ver las nuevas tiendas y locales que se abrieron debido a esta situación.
Informa que por ejemplo, muchas personas de los barrios o del área rural, instalaron sus pequeños negocios en las principales calles del centro de la ciudad, como ser: la avenida Domingo Paz y las calles Campero, General Trigo, Sucre, Bolívar, Daniel Campos, entre otros. Dice que también está saturada la calle Comercio y los alrededores de la zona del mercado Campesino, donde la gente busca cómo ubicarse para vender.
Explica que este fenómeno también llegó a las ferias, que continuamente se amplían. Tal es el caso de la feria de Villa Fátima, la Víbora Negra, o las ferias de ropa usada en los diferentes barrios de la ciudad. “Antes en aquellos lugares sólo se utilizaba una calle, pero ahora los negocios se distribuyen a tramos colindantes”, dice.
Análisis
El economista Roberto Castillo explicó que este contexto se da debido a la reducción del aparato estatal ya que muchos empleos eran generados por la Alcaldía Municipal, el Gobierno Departamental y sus diferentes entidades. Al dejar las contrataciones de personal, a diferencia de otras gestiones, las personas optaron por ingresar al comercio informal con la apertura de sus propios emprendimientos.
Aclaró que esta situación se da sobre todo en el comercio informal ya que el formal implica el pago de NIT, licencia de funcionamiento y otros pasos que por lo general no gustan a las personas.
Por esto, Castillo dijo que el comercio informal aumenta por la falta empleo, ya sea en el ámbito público o privado. Pero a su vez, manifestó que el doble aguinaldo influyó bastante en el cierre de empresas, pequeñas y medianas que estaban surgiendo, pero que tuvieron que perder una considerable cantidad económica para el pago de este beneficio.
Por todo esto, las pequeñas y medianas empresas se vieron obligadas a despedir a la gente de sus fuentes laborales, y éstas no tuvieron otra opción para sobrevivir que buscar alternativas para generar ingresos en sus hogares.
Castillo dijo que si la situación no cambia es muy posible que se llegue a una realidad similar a la de ciudades como La Paz, donde el principal motor que mueve la economía es el comercio informal.

Acciones concretas contra la crisis

Ante esta crisis que golpea a los hogares tarijeños, la población pidió que las diferentes autoridades de turno, tomen acciones concretas para salir de este mal momento.Por esto, la Gobernación aprobó la Ley del Fondo de Promoción Económica Departamental (FOPEDT) que crea un Fondo de Fideicomiso como mecanismo financiero que permitirá facilitar el acceso a créditos.
Por otro lado, la Subgobernación de Cercado impulsa la agricultura urbana, a través del sistema de la hidroponía. Con ello se pretende que las familias tengan un nuevo ingreso económico para el sustento de sus familias.
Facebook Twitter Google+ WhatsApp Pinterest

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Twitter / Bolsa_BBV