28 diciembre 2016

Importaciones son el motor

El equipo económico del Gobierno insiste en que un gran cambio en el modelo económico que Bolivia implanta desde que Evo Morales llegó a la presidencia, es que el motor de la economía boliviana pasó a ser la dinámica de la demanda interna, como si antes lo hubiese sido la demanda externa.

Se define a la demanda interna como la sumatoria del gasto que en una economía se realiza en consumo interno, inversión y gasto público. La demanda externa son las exportaciones que un país realiza.

Pero, se olvida que para que aumente el consumo, ya sea de bienes producidos internamente o que provengan del exterior, se requiere de importaciones. Ni qué decir de las inversiones, no producimos bienes de capital.

Lo que aconteció durante el Gobierno de Morales es que se incrementó la sumatoria de las exportaciones e importaciones, tanto en términos reales como monetarios. Todo el análisis siguiente se lo efectúa en promedios anuales.

Si se suman las exportaciones e importaciones en términos reales y dividimos entre el Producto Interno Bruto (PIB) a “precios constantes de 1990”, y multiplicamos por 100 tenemos una definición de apertura de la economía. Si comparamos la década 2006-2015 con la década anterior encontramos que el coeficiente subió a un 66 por ciento, cuando en la anterior fue del 56 por ciento. La primera conclusión es que tanto las importaciones como las exportaciones aumentaron lo mismo con relación al PIB.

Lo que realmente explica el crecimiento de la economía boliviana, en términos reales, son las importaciones. Pregúntese los insumos importados que cualquier industrial requiere hacer para producir algo. Lo mismo para el sector de la construcción, que está en auge.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Twitter / Bolsa_BBV