13 diciembre 2016

Indicadores de la banca crecen a menor ritmo que otros años

La banca registra este año varios indicadores con un crecimiento inferior al de anteriores gestiones y se observa el deterioro de algunas cifras; es el caso de los depósitos, cartera, número de prestatarios, entre otros, según un informe de la Asociación de Bancos Privados de Bolivia (Asoban).

A octubre de 2016 los depósitos crecieron solamente 1,2% y la cartera de préstamos 13%, que muestran un notorio menor ritmo, precisa el reporte.

En 2015 los depósitos crecieron 20% y la cartera 19%, crecimientos similares a los observados en gestiones anteriores.

"Debido al fuerte vínculo del sistema financiero con el desempeño de las distintas actividades económicas y las expectativas de la población, estos resultados reflejan un contexto económico distinto al del decenio pasado”, señaló Nelson Villalobos, secretario ejecutivo de Asoban.

También se observa menor aumento en el número de prestatarios respecto al incremento de años anteriores con un sostenido crecimiento de la cartera.

En años anteriores a 2014, los prestatarios aumentaban en al menos 150 mil por año, mientras que a octubre el incremento fue un poco más de 25.000.

"Estos resultados muestran claramente que la expansión del crédito no pasa solamente por la oferta, ya que se cuenta con ella, sino por contar con la demanda calificada; por tanto, es una labor compartida entre el sector privado y el sector público”, precisó.

El patrimonio de la banca registra un continuo aumento, que supera 2.000 millones de dólares, originado en la continua reinversión de utilidades.

En algunos casos, también acompañado con emisión de bonos subordinados.

Según Asoban esto ha sido necesario en un escenario como el actual, en el que el marco regulatorio (tasas de interés activas máximas, tasas de interés pasivas mínimas, cupos de cartera, elevada carga impositiva) requiere de adecuado apalancamiento para continuar con la expansión del crédito.

Las utilidades alcanzaron 214 millones de dólares a octubre, un crecimiento también inferior a otros años, con efecto en una rentabilidad.

En 2014 la ROE (rentabilidad sobre el patrimonio) de los bancos PyME fue 17% y este año 10%, mientras que en el de los bancos múltiples bajó de 15% a 13%.


"Las utilidades de la banca han sido estigmatizadas, sin considerar su importancia para fortalecer el patrimonio y consecuentemente, expandir el crédito”, añadió Villalobos.

Para el ejecutivo, la rentabilidad es un indicador determinante para la atracción de nuevos capitales y mayor aporte de capital fresco.

De acuerdo con Asoban, se requiere implementar medidas e incentivos que permitan sostener el crecimiento de la banca, ya que los resultados alcanzados son destacables y no los debe poner en riesgo, pues el sector financiero es pilar fundamental en el desempeño económico.



Otros números del sector y bancarización

Expansión El número de cuentas aumentó seis veces en el último decenio, situándose a octubre por encima de los ocho millones, cifra que representa cerca del 75% de la población.
Cobertura La banca tiene más de 500 Puntos de Atención nuevos.
Tecnología Actualmente, 16 de los 17 bancos del sistema cuentan con el servicio de banca por internet, más de la mitad con el servicio de banca móvil (vía aplicaciones para smartphones o directamente desde redes sociales) y varios de éstos con el servicio de billetera móvil.
Clientes La implementación de canales digitales genera competencia favorable para el consumidor financiero.

El fisco se queda con Bs 47 de cada Bs 100 que gana la banca

Por cada 100 bolivianos que ganan hoy en día los bancos, 47 bolivianos deben destinarse al Servicio de Impuestos Nacionales (SIN), debido a la elevada carga impositiva que tiene encima el sector, informó la Asociación de Bancos Privados de Bolivia (Asoban).

"Bajo el nuevo marco regulatorio impositivo, el impuesto a las utilidades de los bancos alcanza a una tasa impositiva del 47%. Por lo tanto, por cada 100 bolivianos de utilidad neta imponible, 47 bolivianos se destinan al fisco”, señaló el presidente de Asoban, Nelson Vilalobos.

Según la entidad, la elevada carga impositiva del sector es otro de los obstáculos que enfrenta para dar continuidad a su crecimiento.

Adicionalmente, explicó que la banca debe aportar, como parte de la función social, un 6% de las utilidades netas generadas a los Fondos de Garantía. Con esta tasa adicional, la carga de los bancos con efecto en las utilidades se eleva al 53%.

"Sin duda esta carga tiene un impacto sobre la oportunidad de reinversión de utilidades de los bancos, que han venido capitalizando sistemáticamente al menos el 50% de las utilidades generadas con el objeto de apuntalar el crecimiento del crédito”, sostuvo Villalobos.

Además, la elevada carga impositiva también impacta en la capacidad de atraer nuevas inversiones al sector y en la generación del capital interno necesario para apalancar el crecimiento y la expansión del crédito.

"Si la banca no genera utilidades suficientes y, más aún, éstas se ven mermadas con una significativa carga, en el mediano plazo la expansión del crédito podría verse afectada”, advirtió.

Desde este año, además, los bancos deben pagar un 22% como Alícuota Adicional al Impuesto a las Utilidades (AA-IUE) si es que su rentabilidad supera el 6%, según Ley de Modificaciones a la Ley 843.

De esa manera, el sector aportará como IUE el 47% de sus beneficios, cuando otros sectores contribuyen sólo con el 25%.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Twitter / Bolsa_BBV