25 diciembre 2016

Un 29 por ciento de empresas no pagó aportes para la jubilación del trabajador

Un total de 48 trabajadores del sector de la construcción descubrieron, en el momento de iniciar sus trámites de jubilación, que la empresa en la que trabajaron más de 20 años no aportó al sistema de pensiones por al menos tres años. Las papeletas de pago de esos trabajadores tienen la retención de un promedio de 300 bolivianos al mes, pero ni el antiguo sistema de pensiones, ni las administradoras de pensiones (AFP) habían recibido esos aportes.
JUICIOS El director ejecutivo del Servicio Nacional del Sistema de Reparto (Senasir), Juan Edwin Mercado, informó que de las 1.992 fiscalizaciones realizadas a empresas privadas y entidades públicas, se emitieron 622 notas de cargo, de las cuales 577 están en proceso coactivo social. “Es decir, que del 100 por ciento de las fiscalizaciones realizadas el 29 por ciento se encuentra actualmente en proceso coactivo social por deudas”

En la Regional Cochabamba, Senasir fiscalizó 399 empresas, de las cuales 99 se encuentran en proceso coactivo social. Se pretende recuperar un monto total de 128.239.897 bolivianos

Mercado explicó que las deudas determinadas por las actividades de fiscalización no necesariamente son los importes definitivos que se debe recuperar, toda vez que las empresas y entidades tienen el derecho de presentar documentos que pueden o no tener efecto para descargo o derivar en conciliación. Los importes pueden sufrir modificaciones considerables e incluso, en algunos casos, se levanta el total del importe de deuda determinado en la fiscalización, aclaró.
El abogado laboralista y asesor de la Federación de Trabajadores Fabriles Alfredo Ovando Álvarez señaló que, en el caso de los 48 trabajadores, las AFP Futuro de Bolivia y Previsión iniciaron juicios coactivos para el cobro de esos recursos destinados al ahorro individual de los trabajadores. Mientras tanto, ese grupo engrosa el número de desempleados porque la constructora cerró y ellos no podrán jubilarse hasta que se resuelva el proceso coactivo de las AFP.
EN LA CALLE Ovando asesora a otros trabajadores próximos a jubilarse que prácticamente se ven “en la calle”, pese a haber prestado servicios por años, con las retenciones para su jubilación, pero que sus empleadores no aportaron lo que correspondía.
En la mayoría de casos, se trata de trabajadores de empresas constructoras que generalmente realizan trabajos temporales. Termina la obra y se corta la relación laboral y algunos empleadores se apropian de las retenciones hechas a los trabajadores. Cuando la empresa cierra no hay ninguna referencia del deudor y la deuda se hace incobrable

Hay otro caso, de una obrera, que trabajó durante 20 años, pero que su empleador aportó solo por 15. Como en 1996, año en que se cambió del sistema de pensiones, ella no tenía edad para jubilarse siguió trabajando. Hoy constata que sus ahorros individuales en la AFP apenas le alcanzan a 600 bolivianos al mes.
Inició sus trámites de compensación de cotizaciones ante el Senasir y descubrió que su empleador no cumplió con el pago, pese al descuento de planilla. Por esa omisión, ella carece del número de cotizaciones mínimas para obtener un pago mensual vitalicio. Le ofrecen un pago global que no garantizará lo que necesita para vivir.
Ovando puntualizó que cuando el empleado se entera del “robo” que sufrió, por la falta de pago de aportes al sistema de jubilación, no inicia el juicio porque carece de recursos y porque supone una pérdida de tiempo. Como el trabajador vive al día, lo deja y posteriormente se ve perjudicado.
RECOMENDACIONES Según Ovando, los trámites de compensación de cotizaciones son burocráticos. Aseguró que el Senasir “deslinda responsabilidades” ya que exige a los trabajadores sus documentos, incluso planillas de pago y, si no hay, les dicen que inicien juicio o renuncien a la calificación de los años de aportes omitidos

“Senasir es un administrador que solo verifica si la empresa aportó y le da la certificación al trabajador, sin ayudar a recuperar los aportes descontados en la actividad laboral”, acotó Ovando.
El abogado laboralista recomendó a los trabajadores que periódicamente verifiquen en las AFP si no les faltan aportes.
Aconsejó acudir al Senasir para saber si aportaron al sistema antiguo de pensiones, con el fin de recuperar sus aportes y mejorar su renta. Por otra parte, pidió revisar la ley para no dejar desamparados a miles de trabajadores que están en proceso de jubilación. Sería bueno, por ejemplo, aplicar el apremio, como en el pago de beneficios sociales.
Hijos pugnan por la custodia

El Servicio de Sistema de Reparto (Senasir) tuvo que lidiar este año con hijos de algunos rentistas que se disputaban la custodia del rentista. Dos o más hijos querían efectuar el cobro del beneficio a través del Formulario Único de Autorización de Pagos por Impedimento para administrar el dinero del jubilado. Esos casos fueron enviados al Centro de Orientación Socio Legal del Adulto Mayor (Coslam). En otros casos, los beneficiarios que radican en el extranjero y otorgan un poder especial para el cobro de rentas en el Senasir, tropiezan con la dificultad del envío de certificados de vivencias emitidas por autoridades consulares, ya que los medios de envío (courrier o correo nacional), tienen una demora en su llegada a territorio nacional o en algún caso incluso, el extravío del documento referido. Esos casos fueron solucionados por el Senasir, a fin de no entorpecer el pago de los beneficiarios


Pago mensual a derechohabientes y rentistas es de Bs 685 millones

El Tesoro General de la Nación dispone de 8.908.394.352 bolivianos al año para el pago de rentas de jubilación y pensiones a derechohabientes.
El cálculo es resultado de la multiplicación del gasto mensual promedio de 685.261.352 que se paga a 104.604 rentistas y a 36.087 derechohabientes de todo el país por los 12 meses, más el aguinaldo de fin de año.
El director ejecutivo del Servicio Nacional del Sistema de Reparto (Senasir) Juan Edwin Mercado especificó que, mensualmente, la planilla varía. En noviembre fue de 685.261.104 bolivianos. Si se dividen esos recursos entre el universo de jubilados y rentistas, se tiene que el ingreso promedio per cápita es de 4.870 bolivianos al mes. En Cochabamba, el número de jubilados del sistema de reparto es de 13.647 mujeres y 9 .570 varones, haciendo un total de 23. 217 personas

Cochabamba cuenta con 7.777 derechohabientes de cinco años en adelante, lo que equivale a 22.19 por ciento de esa población

Después de La Paz, que tiene 11.913 (32.98 por ciento ), Cochabamba es el departamento con mayor número de beneficiarias del sistema de reparto.
En Santa Cruz residen 4.832 derechohabientes (13.38 por ciento ) y en Oruro 4.042 beneficiarios (11.2 por ciento ), muy cerca de Potosí, con 3.957 derechohabientes (10.97 por ciento ). El departamento con menor población del sector es Pando, con 79 personas (0.21 por ciento ), seguido de Beni, con 413 derechohabientes (1.4 por ciento ). Chuquisaca cuenta con 1.608 (4.45 por ciento ) y en Tarija residen 1.466 beneficiarios (4 por ciento )

El Senasir aplica el sistema biométrico para verificar el pago de rentas.
Fue desarrollado internamente y garantizado a través del motor Biométrico de Neurotechnology, avalado internacionalmente. Según el director de Senasir, como todo motor biométrico en la actualidad tiene un umbral de incertidumbre de menos 0.001 por ciento con huellas de baja calidad y con huellas de buena calidad el umbral se reduce a 0.00000001 por ciento , de acuerdo a datos proporcionados por el profesional en Procesamiento de Prestaciones de la Unidad Tecnologías de Información.
La población de jubilados se redujo en 2.936
El número de rentistas que dependen del sistema de reparto es de 104.604, con los datos al 30 de noviembre de 2016

En enero había 107.540 jubilados del sistema, pero en los últimos 11 meses el número se redujo en 2.936 personas

El número de derechohabientes, de 36.087 en todo el país, también tiende a la disminución

Además de la reducción en la cifra de jubilados y derechohabientes por fallecimiento, el Servicio Nacional del Sistema de Reparto (Senasir) revisa expedientes para su depuración.
Este año se revisó 169 expedientes de titulares, de los cuales 26 corresponden a Cochabamba.
REVISIÓN En el caso de los derechohabientes, se verificó 4.342 archivos, de los cuales 65 fueron observados en todo el país

En total, 57 personas perdieron su Renta de Viudedad porque contrajeron nuevas nupcias; en tanto que a 8 les suspendieron la renta por falta de libertad de estado, es decir que no culminaron un divorcio anterior y recién se descubrió

La Comisión Nacional de Prestaciones, a través de la Sección de pre liquidación de rentas, suspendió cinco pensiones de derechohabientes. En otros dos casos se retiró el beneficio porque presentaron documentación fraguada para la obtención de doble renta

De los casos suspendidos que pertenecen a Cochabamba, 15 rentas derechohabientes fueron eliminadas: 13 por nuevas nupcias, una por falta de libertad de estado y una por fallecimiento.
DEVOLUCIONES En el periodo de enero a octubre 2016, el Senasir ha recuperado un total de 2.088.060 bolivianos, a través de descuentos y pagos mensuales que se realizan por convenios de pago suscritos por concepto de inconsistencia de edad de los beneficiarios

Este año, un total de 1.079 rentistas cobran su pensión a domicilio, debido a dificultades de salud.
En Cochabamba hay 153 casos de esa naturaleza; en tanto que en La Paz 794 rentistas reciben su pensión en casa

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Twitter / Bolsa_BBV