11 enero 2017

Producción y empleo



Armando Méndez M. Expresidente del BCB

En los últimos días de diciembre, el ministro de Economía y Finanzas, Luis Arce Catacora, señaló que se prevé un crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) del orden del 4,2 por ciento junto a una tasa de desempleo del orden del 4,1 por ciento para 2016, año que acaba de concluir.

Para hacer este anuncio, el Ministro se refiere a que su pronóstico es consecuencia del resultado medido a octubre por el Índice Global de la Actividad Económica (IGAE) que el INE elabora mensualmente, pero que, lamentablemente, hace conocer al público con mucho rezago.

Cuando se ingresa a la página web de esta institución, se tiene que el IGAE publicado está hasta mayo. Por tanto, no se sabe con certeza si el Ministerio de Economía y Finanzas está señalando el dato a octubre del año en cuestión, o utiliza este dato para hacer la proyección para fin de año.

Sería aconsejable que esta valiosa información que dispone el INE la hiciera conocer rápidamente, como acontece con los datos de comercio exterior. Esto ayudaría a todos quienes hacen un seguimiento del comportamiento de la economía.

En materia de empleo, también sería conveniente que el INE publicase estos datos explicando la metodología aplicada, la forma como los obtiene, la peridiocidad con que los calcula, etcétera. Un desempleo del orden del 4,1 por ciento, en teoría económica se lo califica de pleno empleo. Se sostiene que una tasa menor al 5 por ciento de desempleo puede ser calificada como de pleno empleo, ya que siempre existe un desempleo, calificado de natural.

La definición de empleo es muy amplia. Basta con trabajar unas cuantas horas a la semana para ser considerado como tal, y basta con declarar que no se considera desocupado. En la medida que el PIB se expande también lo hace empleo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Twitter / Bolsa_BBV