05 febrero 2017

Biometría: un pilar de la banca digital

En la actualidad, la autenticación del cliente y la protección de su identidad conforman uno de los temas más vigentes en el sector bancario. Frente a desafíos de seguridad, bancos y organizaciones financieras consideran cada vez más la incorporación de la tecnología biométrica en sus plataformas.

La biometría está basada en características físicas únicas (ritmo cardíaco, características de la sangre como presión, nivel de proteínas, colesterol, entre otros rasgos) y características de comportamiento. Históricamente, el reconocimiento de la huella digital ha sido la opción preferida en el sector financiero, dada su alta precisión.

Con el correr del tiempo, es probable que las tecnologías biométricas reemplacen los números de identificación personal (PINs, por sus siglas en inglés) para la seguridad de cajeros automáticos y otros escenarios. Este cambio en el mercado está ocurriendo más rápido de lo anticipado inicialmente, con expectativas de ingresos globales de la tecnología biométrica para banca de hasta $4 mil millones de dólares para el año 2021,según la investigación de ABI Research, Biometrics Applications in the Financial and Banking Sectors (2016).

De acuerdo al análisis Visa Europe, 2016, frente al advenimiento de los pagos móviles, el 81% de los consumidores reconocen el reconocimiento de huellas digitales como el método más seguro de autenticación biométrica, seguido por el escaneo del iris (76%). Asimismo, se espera que los clientes que utilizan servicios bancarios a través de la biometría alcancen los mil millones para 2017 (Goode Intelligence, 2015).

Entre los principales casos de uso, podemos nombrar el despliegue de la biometría en cajeros automáticos, para mejorar la facilidad de uso y limitar el fraude. En este caso, los lectores de huellas digitales, venas de dedos y de la palma son las soluciones más utilizadas, constituyendo un factor diferencial para atraer nuevos clientes y elevar el nivel general de seguridad.

Asimismo, la amplia adopción de equipos móviles con funcionalidad biométrica integrada permite la evolución de la biometría en la industria bancaria. Cada vez más smartphones y tabletas se encuentran equipados con escáneres biométricos para el proceso de autenticación dentro de una plataforma de banca móvil. Por citar un ejemplo, clientes de tarjetas de crédito pueden autenticar pagos online por medio del escaneo de sus huellas digitales o de una selfie. De esta forma, los usuarios ya están preparados para la autenticación biométrica en la banca móvil (mobile banking) y cajeros automáticos.

En relación al Online Banking, se observa un mayor uso de tecnologías biométricas para capturar Identidades Únicas al inicio del contacto. Con base en programas de identidad nacional, los bancos usan las credenciales de identidad extraídas de tarjetas de identidad para proporcionar autenticación fuerte para las transacciones de clientes. Además, la biometría facial es otra herramienta que permite la digitalización de las actividades financieras. Por medio de la misma, los usuarios pueden verificar su identidad y realizar trámites bancarios en forma online. Se trata de una solución de fácil implementación y uso, tanto para el banco, como para el usuario de banca móvil, posibilitando al cliente tener acceso seguro al sistema desde un smartphone o computadora con cámara de video o foto.

En Bolivia, todas las entidades financieras contrastan la identidad de los solicitantes de créditos con los datos del Servicio General de Identificación Personal (SEGIP) para prevenir la suplantación de identidad en transacciones bancarias. Además, numerosos bancos ofrecen a sus clientes la posibilidad de realizar sus transacciones en línea, proporcionando clave doble de seguridad, una de acceso y otra de operaciones.

Las soluciones de biometría representan, entonces, un punto de inflexión para la seguridad de los bancos. En la industria de las finanzas, la implementación de métodos de autenticación biométrica es fundamental para crear confianza en los clientes y elevar el nivel de seguridad en las transacciones bancarias. La adopción de tecnología biométrica por parte de los bancos mejora la experiencia del usuario final y ayuda a resistir al fraude y abuso de identidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Twitter / Bolsa_BBV