07 abril 2017

ASFI observa 12 cooperativas societarias para legalizarse



La Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (ASFI) observó a 12 cooperativas societarias en el proceso de adecuación para legalizarse en el país. Del total, siete están en Santa Cruz, una en Oruro, una en La Paz, una en Chuquisaca y dos en Cochabamba.

El informe de la ASFI revela que estas entidades no están certificadas y recuerda que el plazo de adecuación fenece el 30 de junio de 2017. Una vez cumplan este objetivo, las entidades tendrán un plazo hasta el 2020 para obtener su licencia de funcionamiento.

Según el documento al que tuvo acceso EL DEBER y que está publicado en la web de la institución, las cooperativas que enfrentan observaciones hasta el 28 de febrero del presente año son Virgen de Urkupiña Ltda. y Concordia Ltda en Cochabamba; Credicoop Ltda. en Chuquisaca; San Bartolomé en Chulumani, La Paz; Vinto Ltda., en Oruro y las entidades cruceñas 4 de Agosto, El Cristo, Iberocoop, Jerusalén, La Primavera, Piraí y Terracoop.

Las entidades
EL DEBER buscó contactarse con personeros de las cooperativas San Bartolomé, Virgen de Urkupiña y Vinto pero no fue posible. Es más, las centrales telefónicas que aparecen en su web no son atendidas.
En el caso de Santa Cruz, la cooperativa Iberocoop está en la lista de instituciones observadas por la máxima entidad fiscalizadora.

La entidad que nació el 27 de mayo de 2007 obtuvo su personería jurídica en diciembre del mismo año. El permiso fue otorgado por la Dirección General de Cooperativas.
En los primeros meses de la gestión 2008 iniciaron actividades en oficinas alquiladas en la calle Warnes, con seis funcionarios, 15 socios y con activos que alcanzaban a Bs 1,5 millones. A agosto de 2012 logró superar los Bs 200 millones en total de activos. En la actualidad, cuentan con su propio edificio, ubicado en la calle Potosí No. 424, con una inversión superior a los Bs 4,2 millones y más de 6.600 socios.

Por su lado, la cooperativa societaria Jerusalén que fue la tercera entidad de este tipo que cerró sus puertas en el departamento de Santa Cruz debido a que presentó iliquidez financiera, a consecuencia de una corrida de depósitos tras la quiebra técnica de las cooperativas San Luis e Intercoop, sigue devolviendo recursos a sus ahorristas y busca cumplir con lo pactado en sus asambleas.
La Jerusalén enfrentó una iliquidez desde fines de noviembre de 2013. Un gran número de socios, temerosos por lo sucedido en otras cooperativas, optó por pedir la devolución de sus certificados de depósitos a plazo o sus ahorros.

Según un alto ejecutivo, desde el inicio de la crisis del sistema, la Jerusalén ha devuelto más de $us 25 millones a sus socios; de toda esta situación han estado informando permanentemente a los socios y periódicamente a la ASFI. Los directores han garantizado la devolución del dinero a todos los socios. Sin embargo, aún adeudan unos $us 3 millones.

Difícil recuperación
Cientos de socios de las cooperativas San Gabriel, San Luis y Nuestra Señora de Cotoca aún atraviesan por un vía crucis.

Jorge Gonzales, presidente del Comité de Liquidación Voluntaria de la San Gabriel, indicó que apenas se pudo recuperar $us 350.000 de un hueco financiero de casi $us 11 millones y los principales responsables de la quiebra siguen libres.
“Seguimos con los procesos, hay una persona detenida y existen tres prófugos. Hay mandamientos de aprehensión, pero falta capturarlos. La causa radica en el juzgado tercero de lo penal y el 10 de abril se decidirá las determinaciones”, dijo.

En el caso de la cooperativa San Luis, el titular de la comisión liquidadora, Marcel Alemán, informó de que a cuatro años de declarada la quiebra técnica, los ahorristas y socios solo recuperaron el 4,22%.
“Apenas hemos podido recuperar 1.060.000 dólares para devolver a los socios, es decir, un 4,22% del total del hueco financiero. De los 12.000 socios que aparecían en el registro oficial de la entidad, nosotros hemos registrado 1.027 socios que reclaman sus ahorros. Este millón y pico de dólares recuperado se lo está dividiendo entre los afectados”, afirmó.

La entidad cerró actividades con una deuda estimada de $us 41,5 millones, siendo según los exejecutivos, uno de los supuestos culpables de la crisis el expresidente del club The Strongest Kurt Reintsch (preso en Palmasola), además de otros ejecutivos.

Por su parte, la cooperativa Nuestra Señora de Cotoca adeuda unos $us 9 millones a sus 800 socios que han sido afectados. Los socios decidieron disolver de forma voluntaria la entidad financiera, que de acuerdo con la Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (ASFI) tenía un hueco financiero de Bs 51 millones.

La entidad tenía aproximadamente 12.000 socios activos.
La ASFI indicó que hoy emitirá una posición sobre los problemas de algunas entidades en el país

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Twitter / Bolsa_BBV