17 mayo 2017

¿Por qué elegir un seguro?



Hace mucho tiempo quedó a un lado la percepción de que los seguros de vida son un “saco roto” y que sólo se utilizan con la pérdida de un ser querido. Nadie ni nada está liberado de alguna eventualidad o una tragedia y ésta golpeé en forma severa a las personas o una inversión. Por ello, hoy es importante pensar en buscar mecanismos de protección.

Los seguros tienen como principal objetivo cubrir alguna eventualidad que será retribuida en el momento en el que una o varias de estas situaciones llegaran a ocurrir. El mercado ofrece actualmente una gran variedad de seguros, como lo son aquellos que amparan bienes (carro, casa, entre otros), o los de vida, que se centran en velar por la seguridad futura de los beneficiarios del seguro.

El seguro es un mecanismo mediante el cual una empresa denominada Aseguradora, acreditada por la Autoridad de Fiscalización y Control de Pensiones y Seguros (APS), se obliga a indemnizar un daño o a cumplir con la prestación convenida a una persona ya sea natural o jurídica denominada Asegurado o Tomador del Seguro, quien a su vez a cambio de dicha obligación debe pagar un monto denominado Prima, cada cierto tiempo. Este aspecto se formaliza a través de la póliza de seguro.

Los beneficios para la persona que cuenta con seguro son grandes frente a las consecuencias que puede acarrear el no tener un seguro cuando se suscita un siniestro, un suceso incierto capaz de producir una pérdida o daño económico.

Amparado por la póliza, la aseguradora está obligada a indemnizar o cumplir con las prestaciones previstas por el contrato de seguro, por ejemplo, en un seguro de incendio, si el objeto asegurado (una vivienda o una fábrica) se incendia por alguna causa ajena a la voluntad del asegurado, o cuando en un seguro de vida la persona asegurada fallece, según la APS.

Lo importante

Elegir un seguro es una decisión que requiere un análisis profundo, pero seleccionar el mejor no tiene por qué ser tan complicado. En algunos casos se trata de un gasto inexorable, como el seguro de coche, de moto o de ciclomotor, pero en otros es una protección voluntaria y necesaria para la que una buena póliza puede otorgarte una promesa de futuro rentable.

Para reconocer los beneficios del seguro, es importante establecer qué seguros necesito contratar y elegir el mejor.

Tener un conjunto de seguros que resulten útiles es muy importante, pero su conveniencia viene determinada por las características de cada asegurado en concreto. Por ejemplo, aquellos que tengan una vivienda deben decidir si quieren contratar un seguro de hogar, o incluso uno para su segunda residencia, algo que dependerá también de si está hipotecada o no. Mientras que aquellos que tengan mascota pueden optar por protegerla o están obligados a ello si se trata de un PPP, es decir, de un Perro Potencialmente Peligroso, o bien pueden decantarse por limitarse a las coberturas que les ofrece el seguro de hogar.

El mejor seguro es aquel que se adapta a las necesidades del usuario y con un precio acorde con las garantías ofrecidas. Comparar es el modo más fácil y rápido de encontrar la póliza perfecta para todo lo que se quiera asegurar.

El mejor seguro para una persona puede no serlo para otra, cada individuo tiene unos riesgos, y cada riesgo su cobertura. El ideal depende de cada persona en concreto, y para elegir la póliza que más se adapta a cada uno es necesario valorar una serie de criterios que garantizan que el seguro seleccionado es el mejor. El seguro de coche, de hogar, de vida, de salud y cualquiera de los restantes coinciden en los factores que debes tener en cuenta a la hora de decantarte por uno u otro, según la conveniencia de tus necesidades: el precio, las coberturas y la aseguradora.



El 14 de mayo se conmemora el Día Mundial del Seguro, en homenaje a dos citas de gran repercusión para el seguro español y el seguro americano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Twitter / Bolsa_BBV