06 junio 2017

Asoban considera solvente y sólida la situación de la banca en la región

El presidente de Asoban, Ronald Gutiérrez, destacó el crecimiento de la banca en Latinoamérica y la calificó de solvente y sólida, y aseguró que en Bolivia en concreto la banca está "muy capitalizada”, lo que supone una garantía para el funcionamiento de la economía del país, a pesar de la alta carga tributaria que soporta el sector bancario.

"La banca está creciendo, está cumpliendo con su función, que es propiciar todo lo que es emprendimiento y desarrollo económico. Esto nos deja bastante tranquilos, teniendo en cuenta que hay una situación de solvencia, hay una situación de solidez en todos los países de Latinoamérica”, declaró el presidente de la Asociación de Bancos Privados de Bolivia en una conversación telefónica con Inversión después de la clausura del 33 Congreso Latinoamericano de Comercio Exterior (CLACE), que ha tenido lugar esta semana en Santa Cruz.

Gutiérrez calificó de "exitoso” el congreso organizado por Asoban y la Federación Latinoamericana de Bancos (Felaban) ya que, según explicó, se logró completar una agenda que abarcaba aspectos de capacitación, de actualización en temas de comercio tanto interior como exterior, así como propiciar reuniones y ruedas de negocio con vistas a mejorar y ampliar las relaciones con instituciones privadas y multinacionales.

"Creo que ha sido muy productivo desde todos los puntos de vistas. Los objetivos que estaban establecidos se han cumplido en ambos frentes”, aseveró.

"Estos congresos amplían la relación de negocios con banqueros, con lo cual esto se refleja en una mayor y una mejor oferta de todo lo que son servicios hacia nuestros clientes. Y mejora, obviamente, los aspectos relativos a los niveles de asesoramiento que nosotros podemos dar a los clientes, con todas las actualizaciones”, continuó.

CLACE contó con la presencia de expertos en el tema, empresarios que realizan operaciones de comercio exterior, ejecutivos de organizaciones internacionales y de bancos nacionales y extranjeros, así como alrededor de 300 inscritos de 20 países. El evento concluyó que la banca y todos los actores que guardan relación con el comercio exterior: gobiernos, reguladores, empresas, transportadores entre otros, están unidos por un desafío común.

"Este desafío es el de adaptarnos y ser capaces de responder a las aceleradas transformaciones globales que se están produciendo en la política y geopolítica, en la economía y en la sociedad, con la tecnología como principal vector de cambio”, según señala el documento de conclusiones del congreso.

Avances tecnológicos

La llegada de internet, la gradual pero sostenida tendencia a la desaparición del dinero físico, así como las nuevas tendencias de consumo de bienes y servicios también conllevan nuevas necesidades y formas de uso de los servicios financieros bancarios.

Si bien Gutiérrez sostiene que la banca digital está amarrada a lo que son los avances tecnológicos, dice que se contemplan avances en el camino de la tecnología y que su desarrollo en Bolivia es visible.

"Creo que todas las instituciones financieras han hecho su mejor esfuerzo y en este momento se puede ver ya una situación de mercado muy pareja, muy comparable con lo que tienen otros países. Yo creo que, en este sentido, la banca boliviana tiene un muy buen desarrollo, se ha hecho muy buen trabajo en línea a lo que son los aspectos tecnológicos”, manifiesta.

Asimismo, el CLACE destacó la necesidad de que la banca de la región adopte las innovaciones necesarias para poder tener un intercambio nivelado en seguridad y eficiencia con la banca global.

"Los retos de seguridad a este nivel no son pocos: sofisticación de los riesgos informáticos; incremento del lavado de dinero proveniente de la corrupción, el narcotráfico y otras actividades ilícitas; y normativas y regulaciones internacionales más estrictas a las que la banca regional debe adecuarse en cuanto a políticas y procesos, cumpliendo la debida diligencia pero sin incurrir en el de-risking, como lo aconseja el GAFI”, señala el documento.

Asimismo, las conferencias y paneles del CLACE también abordaron temas relacionados con la redefinición de los términos internacionales de comercio Incoterms, "creados para ser un lenguaje único para los negocios globales, facilitando el comercio y minimizando los malos entendidos sobre la terminología comercial”, apunta el escrito.

También señala que otro reto de normalización y comprensión para el comercio exterior es el que plantea el uso de dos diferentes estándares de garantías en el mundo, las ISP98 y las URDG 758, "cada vez más utilizadas por empresas e instituciones financieras”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Twitter / Bolsa_BBV