22 enero 2018

Las remesas registran un aumento del 7% hasta noviembre de 2017



Entre enero y noviembre del año pasado, las remesas enviadas desde el exterior sumaron $us 1.169,1 millones, monto mayor un 7% con respecto al mismo periodo de la gestión anterior, según un informe del Banco Central de Bolivia (BCB).

En cuanto al origen de los recursos, estos provinieron principalmente de España (32,5%), EEUU (17%), Argentina (14,4%), Brasil (12,3%) y Chile (9,6%).

Durante los primeros 11 meses de 2017, los envíos de dinero desde los países vecinos a Bolivia aumentaron entre el 5,1% (Brasil) y 1,3% (Chile), con respecto a igual lapso de 2016. Las remesas desde EEUU también registraron un leve ascenso del 1%.

En el otro extremo, los recursos provenientes desde España registraron un descenso del 8,2%. Por destino, las remesas llegan principalmente a Santa Cruz (41,7%) y Cochabamba (31,5%).

Impacto en la economía
A decir del economista Teófilo Caballero, las remesas son un flujo importante de recursos que oxigena las cuentas nacionales del país fortaleciendo las reservas internacionales del BCB y reduciendo el déficit en la cuenta corriente de la balanza de pagos.

A escala microeconómica, sirve para mejorar el ingreso del grupo familiar de las personas que se han ido al extranjero, puesto que esos recursos que envían, se utilizan en gastos diarios del hogar (alimentación, educación, transporte), mejoramiento de la infraestructura del hogar (ampliaciones, mejoras), pagar deudas con el sistema financiero y, en menor medida, para destinarlo al ahorro familiar.

Para Jorge Akamine, presidente del Colegio de Economistas de Santa Cruz, estos recursos significan alrededor del 3% del PIB en 2017, según algunos estudios realizados en gestiones pasadas. Se estima que cerca del 55% se destinan al consumo y el 45% a la inversión, ahorro, vivienda y estudios.

“Las remesas del exterior han tenido un impacto positivo en el crecimiento económico en los últimos años y una participación significativa al momento de analizar variables macroeconómicas”, sostuvo Akamine.
Signos de recuperación

Para Caballero, el incremento de envío de remesas desde países vecinos se debe, más que todo, a la paulatina recuperación de las economías brasileña y argentina, que si bien no tienen tasas de crecimiento que superen el 3%, por lo menos ya salieron de la recesión en que se encontraban.

En cuanto a la reducción del envío de remesas de España, esto se debe a la crisis que ha azotado a ese país varios años, la cual provocó que muchos compatriotas tengan que retornar a Bolivia. Otros están soportando la reducción en sus salarios y un grupo que maneja otro idioma, se ha trasladado a otros lugares.

A decir de Akamine, España cerró el 2017 volviendo a registrar una ralentización en su economía y para este año, los pronósticos no son alentadores, ya que se estima que se confirmará su desaceleración económica española. Esta situación puede incidir en el empleo y por ende afectar a las remesas. En el caso de los países vecinos, se evidencia una mejoría en sus economías, la cual incide positivamente en los recursos que se envían a Bolivia.

De acuerdo con José Alberti, extitular de los economistas cruceños, la reducción de las remesas desde España, según el informe del Centro de
Estudios Monetarios Latinoamericanos, podría tener su origen en que el número de emigrantes latinoamericanos que vive en ese país ha descendido en los últimos años, pasando de 2,8 millones en 2009, a 2,4 millones en 2016. También influyen las caídas de los salarios en los sectores donde suelen trabajar, principalmente construcción y servicios, que bajaron un 4,4% y un 1,9%, respectivamente.

“A su vez, las remesas provenientes de los países vecinos vienen siendo cada vez más importantes, y tenderán a incrementarse debido a que nuestros vecinos ofrecen mejores oportunidades laborales y de ingresos a nuestros compatriotas”, afirmó Alberti.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Twitter / Bolsa_BBV