27 marzo 2018

BID recomendó moderar alto déficit fiscal en la región

En opinión del vicepresidente de Sectores y Conocimiento del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Santiago Levy, “las sociedades latinoamericanas entienden ya que la estabilidad macroeconómica es un bien público y nada se arregla, a través de mayores déficits fiscales, a través de devaluaciones muy fuertes”.

Estos conceptos fueron vertidos por Levy al concluir la 59 Asamblea de Gobernadores del BID, realizada el sábado pasado en Mendoza, Argentina. El sector privado adelantó 42 recomendaciones con miras a la III Cumbre Empresarial de las Américas, anunciada para el 12 y 13 de abril en Lima, en el marco de la Cumbre Presidencial.

Por sexto año consecutivo, Bolivia volverá a registrar este año un alto déficit fiscal, de acuerdo al Presupuesto. La proyección de la gestión es 8.3 por ciento, la más alta de los recientes cinco años. El déficit se financiará en la proporción del 70% con recursos internos y el saldo con deuda pública.

INQUIETUD REGIÓN

La inquietud en el sector privado regional, en la Asamblea de Mendoza, fue palpable, especialmente por el ambiente creado por Estados Unidos, con Trump a la cabeza, que envió señalas claras de su voluntad de alterar las reglas del juego.

En esa misma línea, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) dijo que la nueva aproximación al rol estabilizador de la política fiscal en los países desarrollados le ha dado un impulso renovado al debate sobre política fiscal y macroeconómica, y aunque las propuestas que han surgido para adoptar una política fiscal más flexible y proactiva, no puedan aplicarse automáticamente en la región, el análisis de las propuestas formuladas en este debate han permitido plantear serie de objetivos que podrían mejorar la capacidad estabilizadora de las políticas fiscales.

ADVERTENCIA

Estas políticas de estabilización no pueden ser diseñadas sin tener en cuenta la naturaleza y tipo de choque que enfrenta una economía, se expuso en la Cepal. En América Latina, la política fiscal de estabilización va más allá de una política anticrisis, (contracíclica). También debe considerar las características de la volatilidad agregada (tipo de choque, tamaño de las fluctuaciones cíclicas, frecuencia de las crisis).

El estudio de la región muestra que las iniciativas de estabilización incluyen una amplia gama de factores y no se limitan sólo a iniciativas anticíclicas y estabilizadoras automáticas. Estas se incluyen, entre otras, con políticas de ajuste estructural y políticas anticrisis.

GASTO E INGRESOS

Concluye el documento que existe una clara necesidad de fortalecer los estabilizadores automáticos de la política fiscal, por el lado tanto del gasto como de los ingresos. Reforzar los sistemas de protección social, así como mejorar el impuesto a la renta personal, redundaría en un doble beneficio al mejorar el rol de estabilización y el impacto redistributivo de la política fiscal.

La Cepal recomendó, asimismo, a los gobiernos de la región, priorizar el gasto en infraestructura, destacándose la importancia de impulsar la inversión pública como un puente hacia el futuro y de fortalecer la contribución del gasto público a la dinámica del producto potencial. Además, habrá que mejorar la calidad del gasto en capital, consolidando procesos, sistemas e instituciones, con el fin de optimizar la eficacia, la eficiencia y la rendición de cuentas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Twitter / Bolsa_BBV