FINANZAS Y BANCA EN BOLIVIA

02 agosto 2015

El FMI y BM no acertaron desde 2011 en el crecimiento de Bolivia

En los últimos cuatro años, desde 2011 hasta 2014, el FMI y el BM nunca acertaron en sus proyecciones sobre el crecimiento de la economía boliviana. Sí lo hizo la CEPAL, un organismo regional dependiente de Naciones Unidas (ONU), que atinó en tres de cuatro oportunidades.

En su informe Estudio Económico de América Latina y el Caribe 2015, presentado el miércoles en Santiago de Chile, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) rebajó la proyección de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) de Bolivia, desde un 5,5% previsto en abril (primer reporte) a un 4,5%.

Anteriormente ya lo hizo el Fondo Monetario Internacional (FMI), que recortó su previsión para este año hasta situarla por debajo del 5%. Solo el Banco Mundial (BM) subió su pronóstico, de 4,5% a 4,8%. No obstante estas previsiones, los estudios de estos tres organismos internacionales ubican a Bolivia como líder en la expansión de su economía en el ámbito regional.

CIFRAS. En su última revisión, el Ministerio de Economía y Finanzas Públicas proyectó que este año el PIB crecerá a un ritmo del 5%. En mayo, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), la economía tuvo una expansión del 5,12% respecto al mes precedente. Todos los sectores de la actividad económica mostraron cifras positivas, siendo la construcción, los servicios de la administración pública, los servicios básicos (electricidad, gas y agua) y transporte y almacenamiento los que crecen por encima del 5%.

Pero no es la primera vez que el FMI y el BM no coinciden con las proyecciones del Gobierno boliviano sobre el crecimiento del PIB. Según la información publicada en sus portales de internet, sus cálculos siempre estuvieron por debajo de los pronósticos del Ministerio de Economía.

En 2011, por ejemplo, el Fondo proyectó que Bolivia crecería un 4,5% y el Banco Mundial lo situó en 4,4%. La CEPAL, mientras, calculó que sería 5,3%. Al final de esa gestión, el PIB boliviano creció un 5,2%. El único que acertó, aunque con unas perspectivas más que alentadoras, fue el organismo regional dependiente de Naciones Unidas. Al año siguiente, en 2012, se repitió la misma historia. Solo la CEPAL atinó en sus previsiones.

En 2013 ninguna de las tres logró acercarse a lo proyectado por el Gobierno boliviano. El PIB se expandió un 6,8%, muy por debajo del 5,5% que le dio la CEPAL, el 4,8% del Fondo Monetario o el 4,7% del Banco Mundial.

El año pasado, la CEPAL nuevamente acertó en sus proyecciones al cifrar la expansión de la economía boliviana en 5,5%, mientras que el FMI y el BM calcularon que sería 5,1%. Al final, según los datos oficiales del estatal Instituto Nacional de Estadística (INE), el PIB cerró en 5,46%.

Para la presente gestión, el Fondo Monetario Internacional y la CEPAL proyectan una tasa de crecimiento del PIB boliviano de 4,5%, tres décimas por debajo de la meta prevista por el Banco Mundial, que es de un 4,8%. La información de estos organismos es revisada periódicamente, aunque no difieren mucho.

El fondo y el cálculo del PIB

Dato

El 14 de abril, el FMI rebajó sus previsiones de crecimiento para Bolivia al situarla en 4,3% este 2015, por debajo del 5,2% proyectado en octubre del año pasado.

Revisión

El Gobierno revisó en marzo su previsión de crecimiento económico del 5,9% al 5%, y responsabilizó a la poca inversión del sector privado.

Afirmación

El ministro de Economía, Luis Arce, ratificó el miércoles que la economía boliviana cerrará esta gestión con un crecimiento del 5%.

Barbery: Caída de exportaciones afectó

Jimena Paredes

La reducción del crecimiento de la economía de 5,5% a un 4,5% proyectada para este año por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) es atribuida por la Federación de Empresarios Privados de Santa Cruz (FEPSC) a la disminución de ingresos por la exportación de materias primas, como hidrocarburos y minerales.

Esta observación fue hecha ayer por el presidente de la FEPSC, Luis Fernando Barbery, en una entrevista con La Razón, en la que explicó que se esperaba una caída más pronunciada de la que se proyectó.

“No me sorprende en absoluto un descenso del 4,5%, más bien creo que está muy por encima de los pronósticos que se tenían y que eran pues motivo de mayor preocupación, entonces creo que la economía nacional está teniendo un buen desempeño para estar con esos pronósticos y eso hace que Bolivia esté en el foco del escenario, esté siendo observada, analizada por sus niveles de crecimiento”, indicó Barbery. El informe sobre el crecimiento de las economías en la región fue presentado el miércoles por la CEPAL en Santiago de Chile.

El 29 de julio, este diario publicó que a mayo de este año la economía boliviana mantiene una tasa de crecimiento por encima del 5%, impulsada por la construcción, servicios de la administración pública, servicios básicos (electricidad, gas y agua) y transporte y almacenamiento.

El presidente de la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia (CEPB), Ronald Nostas, advirtió el martes que el ingreso ilegal de productos al mercado boliviano puede derrumbar la proyección de crecimiento del (PIB) del 5% para la presente gestión, en caso de que el Gobierno no tome medidas para revertir el fenómeno.

31 julio 2015

Créditos regulados para producción intelectual y turismo

Los productores intelectuales y los proyectos y actividades turísticas podrán acceder a préstamos de la banca, gracias a la reglamentación de operaciones de créditos productivos regulados.
La directora de la Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (ASFI), Ivette Espinoza, informó que las entidades deberán contar con un sistema informático o la tecnología necesaria para acomodar ese tipo de créditos.
El 27 de julio de este año, la ASFI aprobó la Resolución 570/2015 que reglamenta las operaciones de los créditos productivos que deberán entregar las entidades financieras, entre otros, a proyectos de inversión turística y producción intelectual.
Explicó que las entidades financiarán proyectos de inversión del complejo turístico, es decir, que se benefician también los hoteles, transporte, restaurantes, agencias de viajes y otros rubros relacionados a la denominada industria sin chimeneas.
Respecto a los créditos del sector intelectual, señaló que se benefician también la producción literaria, musical, cinematográfica, teatral, artística, investigación y de desarrollo de ciencias naturales, ingeniería y humanidades.
“Las garantías no convencionales se aplican también al tema de turismo y la producción intelectual”, declaró Espinoza.
Remarcó que los interesados en acceder a créditos regulados deben contar con un nivel de experiencia y demostrar que tienen capacidad de pago para devolver el préstamo.
“La entidad tiene que contar con una tecnología especializada para otorgar créditos al sector, porque los mismos tienen que adecuarse a las necesidades de las personas en temas de plazos para cancelar las cuotas y la fijación de los montos”, precisó Espinoza.

la industria del Turismo
Hasta junio de la presente gestión, los créditos al sector de turismo llegaron a $us 287 millones, lo que representa el 5,7% de toda la cartera productiva del sistema financiero.

Los depósitos del público crecieron 2.5% en el país

Los depósitos del público en el sistema financiero nacional se incrementaron un 2.5% al primer semestre de este año, respecto al 2014, y cerraron en 17.869 millones de dólares, de acuerdo con datos oficiales de la Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (ASFI).

Según información de la ASFI, al 30 de diciembre de 2014 los depósitos del público en el sistema financiero se cifraban en 17.419 millones de dólares, cifra que se incrementó en 450 millones de dólares entre enero y junio de este año, llegando a los 17.869 millones de dólares.

En 2014, los depósitos del público aumentaron 2.621 millones de dólares, es decir 15.9% más que lo reportado en 2013.

El 9 de julio de 2014, el Gobierno estableció, mediante decreto supremo, que el sistema financiero nacional debe pagar un interés mínimo de 2% anual a los ahorristas que tengan cuentas menores a 70.000 bolivianos, en el marco de la nueva Ley de Servicios Financieros.

Twitter / Bolsa_BBV