FINANZAS Y BANCA EN BOLIVIA

28 mayo 2015

CAF regresa al mercado Kangaroo con nueva emisión por AUD 150 millones

Es la tercera colocación de bonos de la institución en el exclusivo mercado australiano

(27 de mayo de 2015). CAF –banco de desarrollo de América Latina– realizó una nueva emisión de bonos en el mercado australiano por AUD 150 millones, con un plazo de 10 años. La transacción fue anunciada por un monto de AUD 100 millones la cual, dada la alta demanda, cerró en AUD 150 millones con un libro de órdenes de alta calidad.

Esta es la tercera colocación de CAF en dicho mercado, uno de los más exclusivos del mundo y al que solo tienen acceso emisores destacados. Las dos anteriores se llevaron a cabo en 2013 por un total combinado de AUD 575 millones. Cabe destacar que CAF fue el primer emisor latinoamericano en el mercado Kangaroo.

“Esta nueva transacción consolida el posicionamiento de la institución en este prestigioso mercado y refuerza su rol catalítico para atraer fondos hacia América Latina, con la finalidad de promover la productividad y el desarrollo de la región”, comentó Enrique García, presidente ejecutivo de CAF.

La institución se encuentra entre los emisores de deuda latinoamericanos con más altas calificaciones, siendo reconocido por sus indicadores financieros, la sólida estructura legal y el compromiso permanente de sus países accionistas.

Por cada $us 100 invertidos los bancos ahora ganan $us 14,5

L a rentabilidad sobre el patrimonio (ROE) del sistema bancario al primer trimestre del año llegó a 14,5%, según un informe de la Asociación de Bancos Privados de Bolivia (Asoban).
"El ROE del sector se situó en 14,5%, porcentaje inferior al del cierre de la gestión pasada (17,3%) y que ha tendido a disminuir paulatinamente año tras año”, informó el secretario ejecutivo de la Asoban, Nelson Villalobos.
Además comparó que la rentabilidad promedio del sector en el periodo 2007- 2011 se situó en torno a 20%, pero se redujo a 16% entre 2012 y 2014, debido, en su criterio, a las continuas disposiciones que impactaron los márgenes financiero, operativo y neto de las entidades.
"Los efectos sólo fueron parciales hasta 2014, quedando aún un periodo de adecuación en el que se terminarán de evidenciar los impactos sobre la rentabilidad”, anticipó.
Las ganancias
Asoban informó que durante los primeros tres meses de 2015 las utilidades del sector alcanzaron a 61 millones de dólares, cifra superior en 4 millones de dólares, al beneficio obtenido en igual periodo de 2014.
El patrimonio de los bancos alcanzó 1.662 millones de dólares, como resultado de la capitalización de utilidades correspondientes al 2014, por un importe equivalente a 164 millones de dólares. "Esto significa que esa capitalización permitirá a los bancos expandir el crédito en aproximadamente 1.600 millones de dólares, es decir 10 veces el importe capitalizado”, precisó.
En la actualidad, el sistema financiero opera con tasas reguladas por el Gobierno por ejemplo para créditos de Vivienda de Interés Social, que oscilan entre 5,5% y 6,5%. Para microcrédito la tasa es de 11,5% ; pequeña empresa 7% y 6% para la mediana empresa y la gran empresa.
Las entidades también están obligadas a cancelar la alícuota adicional al Impuesto a las Utilidades de las Empresas (IUE) del 12,5 % y al Impuesto a la Venta de Moneda Extranjera y depositar un mayor porcentaje de encaje legal por ahorro en dólares.
Adicionalmente, el sistema financiero debe destinar el 6% de sus utilidades para constituir el Fondo de Garantía.
La cartera y créditos
Al 31 de marzo, la cartera de la banca alcanzó a 13.277 millones de dólares, cifra superior en 2.026 millones de dólares respecto a marzo de 2014.
L os préstamos dirigidos al sector productivo y de vivienda de interés social llegaron a 5.074 millones de dólares, cifra que reflejó un crecimiento de 31%, comparado a 2014.
"El crecimiento de la cartera y la expansión del crédito tienen su origen en las utilidades obtenidas por la banca en gestiones pasadas”, resaltó Villalobos.
La cartera productiva en el total de préstamos del sector bancario tiene una participación de 35,4%, seguido de comercio 29,2%, servicios inmobiliarios 24,1% y transporte y comunicaciones 6,1%.
La mora se situó en 1,7% del total de créditos. Los depósitos sumaron 17.381 millones de dólares, 17% más que en 2014.


Punto de vista
Juan Antonio morales Expresidente del BCB
"Implica un menor retorno al capital”
La caída de la rentabilidad implica un menor retorno al capital de los accionistas de los bancos, pero ese retorno sigue siendo respetable y se compara muy bien con el de otras actividades de la economía. Se debe principalmente al aumento del patrimonio neto de los bancos, es normal esa caída y hay razones técnicas que la explican. En este momento, la atención de los bancos debe estar más bien en cuidar la calidad de su cartera de préstamos que en buscar mayor ROE, ya que el contexto internacional, menos benigno que en el pasado, podría poner en dificultades a algunos clientes para honrar sus préstamos.
Se tiene que mirar hacia adelante y no obsesionarse con los estados contables.
Por otra parte, la Ley de Servicios Financieros (Ley 393), sus reglamentaciones, así como una tributación distorsionadora, le ponen también una camisa de fuerza al sistema bancario e impiden que desempeñe sus funciones a cabalidad.
No hay que olvidar que los bancos, además de proteger los depósitos de los ahorristas, tienen la función y el deber de ser buenos tamices de las solicitudes de préstamo que reciben. Las regulaciones mal diseñadas les impiden cumplir con esta función.

Bancos reportan caída de utilidades


A marzo de 2015 la banca ha registrado un crecimiento patrimonial de 14% con respecto a marzo 2014. Por su parte, el ROE (indicador financiero que mide las utilidades versus patrimonio) del sector se situó en 14,5%, porcentaje inferior al del cierre de la gestión pasada (17,3%) y que ha tendido a disminuir paulatinamente año tras año.

RENTABILIDAD

Según un informe de la Asociación de Bancos de Bolivia (Asoban) al primer trimestre 2015, la rentabilidad promedio del sector en el periodo 2007- 2011 se situó en torno a 20%, reduciéndose este promedio a 16% entre 2012 y 2014 a raíz de las continuas disposiciones que impactaron los márgenes financiero, operativo y neto de las entidades, y cuyos efectos sólo fueron parciales hasta 2014, quedando aún un periodo de adecuación en el que se terminarán de evidenciar los impactos sobre la rentabilidad.

CAPITALIZACIÓN

“El crecimiento de la cartera y la expansión del crédito tienen su origen en las utilidades obtenidas por la banca en gestiones pasadas. La expansión del crédito no sería posible si la banca no tuviese esa capacidad de ser rentable, capitalizar utilidades y permitir con los patrimonios fortalecidos el apalancamiento necesario para el otorgamiento de créditos a los distintos sectores de la economía y, sobre todo, a la población boliviana, siempre precautelando los ahorros del público como principal fuente de financiamiento”, explicó Nelson Villalobos, secretario ejecutivo de Asoban.

CARTERA

La cartera del sistema bancario creció un 18% al 31 de marzo de 2015 respecto al mismo período de la gestión pasada mientras que la cartera productiva y de vivienda social tuvo un significativo incremento del 31% en los últimos doce meses, sostiene el reporte de Asoban.

DEPÓSITOS

Los depósitos subieron 17% en el último año. Los resultados de los principales indicadores de la banca en el primer trimestre de 2015 dan cuenta del buen desempeño del sector, su liderazgo y la eficiente gestión de riesgos que realiza.

“Lo anterior muestra que la banca se encuentra impulsando cada vez más los créditos a los sectores productivos y a la vivienda de interés social, ofreciendo facilidades en términos de acceso, atendiendo la demanda sin descuidar la adecuada gestión de riesgos”, destacó Villalobos.

Al primer trimestre del año, el sector bancario continuó manteniendo su liderazgo en cartera y depósitos del sistema financiero. El 92% del total de la cartera colocada por el sistema financiero correspondió a la banca, mientras que en el caso de los depósitos este porcentaje ascendió a 99%.

“Además de mostrar el liderazgo, estos indicadores son un reflejo de la importancia de la banca como sector al momento de otorgar créditos a toda la población, y a su vez, muestran la confianza depositada por el público en los bancos para el resguardo de sus ahorros”, subrayó Villalobos.

MONEDAS

La cartera de la banca al 31 de marzo de 2015 alcanzó a $us 13.277 millones, cifra superior en $us 2.026 millones a la registrada en el primer trimestre de la gestión pasada y equivalente a un crecimiento interanual de 18%. De la cartera mencionada, el 94% corresponde a moneda nacional, mientras que el resto (6%) se encuentra denominada en moneda extranjera.

CRÉDITO

Cabe destacar que, al interior de la cartera, el crédito a los sectores productivos continuó creciendo. En ese sentido, la cartera productiva y de vivienda de interés social alcanzó al primer trimestre $us 5.074 millones, siendo superior en $us 1.191 millones a la de 12 meses atrás, lo cual equivale a un crecimiento de 31%.

DEMANDA

El crédito al resto de sectores también está siendo atendido en función a la demanda; en ese sentido, al primer trimestre ascendió a $us 8.204 millones, cifra $us 835 millones superior a similar período de 2014, con una tasa de crecimiento interanual de 11%.

“A pesar del menor crecimiento en el crédito a los sectores no productivos, la banca considera importante dar continuidad a la inclusión financiera permitiendo el acceso a crédito al público en general, más allá del rubro al que pertenezca”, indicó Villalobos.

VIVIENDA

Por su parte, la banca continuó impulsando el crédito de vivienda de interés social, el que a marzo de 2015 alcanzó a $us 490 millones, monto $us 96 millones por encima del registrado al cierre de la gestión 2014 y que equivale a un crecimiento de 11% en los primeros tres meses del año.

“Adicionalmente, es importante mencionar que la participación del crédito de vivienda social en la cartera productiva y de vivienda de interés social se ha incrementado, situándose en 19% al final del trimestre”, remarcó Nelson Villalobos.

POR PRODUCTO

En cuanto al desempeño de la cartera por producto, cifras al primer trimestre dan cuenta un crecimiento en términos interanuales en el microcrédito, el crédito empresarial, hipotecario y de consumo.

PYMEs

Sin embargo, muestran un decrecimiento del crédito pyme, el cual ya se había evidenciado al cierre de la gestión 2014, coincidiendo con la exigencia establecida de formalización, cayendo la demanda de crédito de este segmento. En efecto, el crecimiento de la cartera de créditos PyME en gestiones anteriores se situó en torno a 23% en promedio (2011-2013).

Twitter / Bolsa_BBV