03 marzo 2021

CAF apoyará la vacunación y el fortalecimiento del sector salud de América Latina con USD 1.000 millones

 La Asamblea Extraordinaria de Accionistas del organismo multilateral aprobó la incorporación de Costa Rica y México como miembros plenos.  A su vez, el Directorio de la institución aprobó operaciones por USD 940,4 millones en Argentina, Panamá, Paraguay y Uruguay; y una línea por USD 500 millones para contingencias como sismos, eventos extremos del clima y pandemias; entre otros.

 (Ciudad de Panamá, 03 de marzo de 2021).  El Directorio de CAF -banco de desarrollo de América Latina- aprobó una línea de crédito por hasta USD 1.000 millones dirigida al fortalecimiento de los sectores de salud de la región. La Línea de Crédito Sectorial permitirá apoyar las medidas orientadas a mejorar el acceso a tratamientos, procedimientos médicos y asegurar el acceso a una o más vacunas contra el COVID-19, así como la adquisición de los insumos necesarios para que la vacuna sea efectivamente aplicada. 

El financiamiento también se podrá destinar para fortalecer la vigilancia epidemiológica y la capacidad de respuesta del sector salud; acelerar la incorporación de tecnologías; y restablecer las condiciones normales de operación de servicios de salud, entre otros.

“Seguimos ofreciendo facilidades de financiamiento ágil y eficiente para apoyar la gestión que están realizando las autoridades en los 19 países miembros en sus planes de vacunación y el fortalecimiento del sector de la salud para mejorar el bienestar de la población”, aseguró Luis Carranza Ugarte, presidente ejecutivo de CAF. 

La Asamblea Extraordinaria de Accionistas aprobó el ingreso de Costa Rica y México como miembros plenos de la institución, que le representará a los países tener un mayor acceso a recursos financieros de largo plazo, así como cooperación técnica para su desarrollo sostenible, entre otros beneficios. Para CAF, este fortalecimiento patrimonial le permitirá sostener el crecimiento operativo del banco de manera que pueda seguir maximizando su impacto en el desarrollo de los países y en la mejora de las condiciones de vida de la población. 

En la CLXXI reunión del Directorio se aprobó una línea de crédito contingente regional para eventos extremos del clima, sismos, accidentes contaminantes y epidemias en la región por hasta USD 500 millones, para atender de manera ágil y oportuna las emergencias que se pudieran presentar en sus países accionistas. En 2020, se otorgaron USD 300 millones bajo estas mismas condiciones para apoyar las acciones de los gobiernos para enfrentar la pandemia del COVID-19.

En la primera sesión de Directorio de 2021, también se aprobaron un total de USD 940,4 millones en los siguientes préstamos:

-CAF promueve la modernización del sistema de vigilancia de tránsito aéreo en Argentina.

-CAF aprueba USD 350 millones para apoyar la Estrategia de Transformación e Inclusión Digital en Panamá

-CAF destinará USD 250 millones para impulsar el plan de recuperación económica del Paraguay

-CAF aprueba USD 300 millones para fortalecer el sector eléctrico de Uruguay

Finalmente, CAF le da continuidad al apoyo que brinda a los países en la realización de tareas de preinversión de proyectos de infraestructura de integración regional a través de una nueva etapa de su programa CAF PPI con recursos por USD 10 millones. Se espera contribuir a agilizar la implementación de la agenda de integración regional, potenciando impactos y aportando valor añadido. 

Desde su lanzamiento en 2017, el programa CAF PPI ha aportado USD 20 millones para apoyar las actividades de preinversión de 8 proyectos en 7 países accionistas: Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia, Chile, Panamá y Paraguay. Este apoyo incluye proyectos ferroviarios, viales, de conectividad digital, de interconexión eléctrica, y programas de desarrollo de corredores logísticos de integración. El aporte de CAF permitirá catalizar inversiones en infraestructura de integración regional por USD 3.767 millones.


02 marzo 2021

Utilidades de la banca caen un 58% a causa del diferimiento de créditos

 Las utilidades del sistema financiero cayeron en 58 por ciento en la gestión 2020 en relación con el año anterior. Así lo reflejan los datos expuestos en la audiencia de rendición pública de cuentas del Ministerio de Economía y Finanzas Públicas. 

La reducción de ganancias tiene como principal causa el diferimiento de créditos bancarios decretado por el Gobierno de transición y el periodo de gracia dispuesto por la actual gestión y podría repercutir en una menor cantidad de préstamos, tasas de intereses más altas y menos servicios financieros, señalan economistas consultados por este medio. 

En 2020, las utilidades del sistema financiero fueron 140 millones de dólares, en 2019 habían llegado a 333 millones, lo que representa una caída del 58 por ciento. En 2019, las utilidades experimentaron un crecimiento del 17 por ciento.

La caída de utilidades, según el economista Gabriel Espinosa, limita la recuperación economía del país debido a que reduce la expansión del sistema financiero.

“En el contexto actual, donde hay grandes necesidades de recursos económicos, muchos negocios necesitan créditos, para salir de la crisis, (esa limitación de créditos) restringe la recuperación de la económica”, dijo. 

Para el economista German Molina, una de las principales causas es el diferimiento de créditos o el trasladando del pago de capital e intereses hacia al final del crédito, lo que significa una disminución de los ingresos que genera el sistema financiero.

El analista explicó que cuando las economías de los países declinan también disminuyen la solicitud de créditos bancarios y depósitos bancarios.

“A esto se suma que la captación de depósitos es mucho menor a la percibida en otras gestiones”, dijo Molina.

El economista Alberto Bonadona indica que la pandemia causó menores operaciones bancarias y considera que este año la situación puede mejorar.

“La caída se debe principalmente a la disminución de operaciones que han tenido en la anterior gestión, debido a la caída de la actividad económica en general. En segundo lugar se debe a los diferimientos de pago de créditos. Pero tendrán una recuperación, ya este año o el próximo”, dijo.

Espinoza considera que la falta de liquides genera un estrés financiero en las entidades. “La caída de utilidades del sistema financiero tiene que ver con el diferimiento de créditos, que causa la reducción en ingreso a las entidades porque todo lo que se generaba por intereses de los créditos dejó de recibirse y las entidades dejaron de percibir ganancias”, afirmó.

Economía mejorará con la vacunación

El economista Germán Molina considera que la situación de las entidades financieras y de la economía del país depende de los alcances de la vacunación anticovid que realice el Gobierno nacional. 

“Con estos diferimientos, los bancos se encuentran sin recursos para colocar otros nuevos créditos y generar ingresos. La declinación de las utilidades continuaría en el transcurso de toda esta gestión si no se concluye la vacunación en todo el país”, dijo.

Según las empresas de bienes raíces, los bancos actualmente son más rigurosos al momento de aprobar un crédito para la compra de una vivienda.

Pago del Bono contra el Hambre culmina con más de 4 MM de beneficiados

El Gobierno nacional culminó ayer el pago del Bono contra el Hambre. El beneficio de mil bolivianos empezó a distribuirse el 1 de diciembre con la finalidad de paliar las necesidades económicas de la población más vulnerable y, de ese modo, dinamizar el mercado interno.

Según datos del Ministerio de Economía y Finanzas Públicas, hasta el 28 de febrero 4.007.913 personas habían cobrado el bono. Así, los recursos destinados superan los 4 mil millones de bolivianos.

El Bono contra el Hambre fue una de las medidas económicas anunciadas por el presidente Luis Arce Catacora desde su campaña electora, pero fue cuestionado por excluir a las madres de familia.

El pago se efectuó por grupos, según edades. Primero se benefició a las personas de 59 a 50 años. 




BCB REALIZÓ LAS AUDIENCIAS DE RENDICIÓN DE CUENTAS FINAL 2020 E INICIAL 2021

 El Presidente a.i.del Banco Central de Bolivia, Edwin Rojas Ulo, el Vicepresidente del  Directorio,  Rafael  Boyán  Tellez  y  el  Gerente  General  del  BCB, RubénTicona Chique,enel marco de los artículos 235 y 241 de la Constitución Política del Estado; Ley 341 de Participación y Control Social; Ley 974 de Unidades de Transparencia y Lucha Contra la Corrupción; y la Resolución Nº 012/2021 del Ministerio de Justicia y Transparencia Institucional, presentaroneste viernes 19 de febrero la Rendición Pública de  Cuentas  Final  2020  e Inicial  2021,  en modalidad  virtuala través  de  la plataforma digital Webex.

En  la  Audiencia  Final  2020,el Presidente  Rojas  explicó  de  manera  detallada  laslimitaciones, en materia de política económica,de laadministración del gobierno de facto,  en  las  que  se  destacan  la  sobreestimación  de  las  metas  económicas  en materia  monetaria  y  la  adquisición  irregular  del  crédito  del  Fondo  Monetario Internacional.

La Audiencia Inicial 2021,estuvo centrada en informar a la población sobre el rol del BCBen  la  reconstrucción  del  Modelo  Económico  Social  Comunitario  y Productivo,  la  preservación  de  laestabilidad  macroeconómica  y  sobre  todo mantener el poderadquisitivo de la moneda. Adicionalmente,el Presidenteseñaló que  las  perspectivas  de  crecimiento  económico  para  esta  gestión  son favorables además deestarenmarcadas en las metas macroeconómicasdelPGN 2021.

Posteriormente,terminada  la  exposición  se  atendiópreguntas realizadas  por  la audiencia,  mismas  que  fueron  respondidasampliamenteen  el  marco  de  la transparencia institucional.

Finalmente,lasautoridades  presentesfirmaron  las  actas  de ambas  audiencias otorgando lalegalidad correspondiente al acto realizado.

27 febrero 2021

NIVEL DE REMESAS DE TRABAJADORES -MES DE DICIEMBRE DE 2020

 El Banco Central de Bolivia (BCB) informa sobre las remesas familiares recibidas del exterior al mes de diciembre de 2020, con datos preliminares disponibles a la fecha:

1.El flujo de remesas correspondiente a diciembre de 2020 alcanzó a $us136,0 millones, monto mayor  en  28,3%  al  registrado  en  el  mes  de  noviembre  (Gráfico  1).  Esto  se  debe  a  la reactivación parcial de actividad en las economías emisoras de remesas tras la relajación de las medidas para contener la propagación del Covid –19 y a la estacionalidad de fin de año.2.Por país de origen, las remesas provinieron principalmente de España 40,6%, Estados Unidos 20,7%, Chile 14,2%, Brasil 5,1% y Argentina 4,8% (Gráfico 2).3.Por destino, las remesas llegaron principalmente a los departamentos de Santa Cruz 46,7%, Cochabamba 29,5% y La Paz 11,1% (Gráfico 3).




Exdirector de Asfi es imputado por la Fiscalía en el caso diferimiento de créditos

 La Fiscalía Departamental de La Paz emitió la resolución de imputación en contra del ex director de la Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (Asfi), Guillermo Romano, porque no habría dado cumplimiento a lo establecido en la Ley 1294 del 1 de abril de 2020, Ley Excepcional de Diferimiento de Pagos de Créditos y Reducción Temporal del Pago de Servicios Básicos.

“El Ministerio Público, a través de una resolución de imputación formal, ha presentado ante la autoridad jurisdiccional el requerimiento de imputación formal en contra del señor Guillermo Romano Rivera por el presunto delito de incumplimiento de deberes”, informó el fiscal Ramiro Prieto.

La denuncia contra Romano Rivera fue presentada el 11 de mayo de 2020 ante la Fiscalía por la entonces presidenta de la Comisión de Planificación, Política Económica y Finanzas, Otilia Choque, quien acusó al funcionario por el delito de incumplimiento de la Ley 1294.

La Asfi emitió a principios de mayo de 2020 un comunicado en el que instruía a las entidades financieras reanudar a partir de junio de ese año con el cobro de créditos a los prestatarios tras dos meses (abril y mayo) de haberse congelado los pagos por la pandemia del coronavirus.

La Ley 1294 establecía que el diferimiento del pago de créditos está vigente mientras dure la emergencia sanitaria en el país y da un plazo de seis meses posteriores al levantamiento de la cuarentena para que los prestatarios se capitalicen. (25/02/2021)



Tres diferencias entre una tarjeta de crédito y una de débito y por qué debes tener al menos una

  Las compras son una actividad diaria de las personas; portar dinero en efectivo, además de ser peligroso, puede significar un foco de bacterias y virus. Un experto presenta las ventajas de las tarjetas y por qué hay que tener una en la billetera.

Por fuera tienen varias cosas en común: ambas son de plástico, llevan impreso diversos números, tienen una fecha de vencimiento y se las utiliza para pagar. Sin embargo, tienen recursos de fuentes diferentes y pueden servir para varios fines. Se trata de las tarjetas de crédito y de débito. 

En Bolivia, según datos de la ASFI, hasta diciembre de 2020 se tiene en registro más de 5,2 millones de tarjetas de débito activas y al menos 251.000 tarjetas de crédito que movilizaron más de 6.287 millones de operaciones, por un valor estimado de 9.211 millones de bolivianos; ya sea a través de los cajeros automáticos como los Puntos de Ventas (POS).  (Ver aquí).

Edgardo Cuéllar, Gerente de Marketing del Banco Ganadero, comentó tres diferencias entre la tarjeta de débito y de crédito y sugirió tener al menos una para evitar el contacto con dinero en efectivo, omitir las largas filas en una entidad física y beneficiarse, muchas veces, de descuentos, promociones y sistemas de puntos. Las diferencias son:

1. En la forma de pago y el origen del dinero:

La tarjeta de débito, por un lado, es un instrumento electrónico asociado a una caja de ahorro o cuenta corriente. Solo permiten utilizar ese dinero acorde al límite de los fondos disponibles en la cuenta. La tarjeta de crédito, en cambio, es un instrumento financiero que permite tener acceso a una línea de crédito producto de un préstamo bancario. Con esta tarjeta se puede pagar incluso si no hay fondos en la cuenta, contrayendo el titular una deuda con el banco. 

2. En las posibilidades de financiar que se tiene:

Con la tarjeta de débito, el titular puede hacer una compra en cualquier lugar donde acepten pagos con tarjetas POS. Así también puede acceder a un cajero automático del país y retirar dinero para pagar al contado un bien o servicio, además de consultar saldos y realizar transferencias interbancarias. Con la tarjeta de crédito también puedes realizar compras a través del POS y retirar dinero de los cajeros de Bolivia como de otros países, ya sea para reservas de hoteles, pago de entradas, viajes y más. El dinero disponible dependerá del límite del crédito otorgado según la tarjeta que elijas. 

3. Con los intereses, impuestos y comisiones:

Usando una tarjeta de débito puedes realizar una compra, en muchos casos, sin ningún interés, pero si de un impuesto en caso de tener previamente uno de seguridad para la transacción. Así también, puede demandar el pago de una comisión por las transferencias interbancarias. Con la tarjeta de crédito, la entidad cobra unos intereses al titular, al retirar dinero o al fraccionar los pagos. Incluye también cobros por seguros, mantenimiento y retiro de efectivo.

Para cualquier requerimiento o consulta en Bolivia puede marcar al número de WhatsApp 721-03001, el Contact Center 800-103999 o ingresar a:


- Portal web: https://www.bg.com.bo/

- Facebook: https://www.facebook.com/bg.com.bo