03 enero 2017

En 2016 siguió acelerado descenso de ingresos


El economista José Miguel Molina, con base a informes de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), manifestó que el país junto a Paraguay será el líder en crecimiento económico en América del Sur en 2016. “Esto nos confirma que, una vez más, el país ha resistido sorprendentemente bien los embates de la caída de los precios de las materias primas”. Según el economista Julio Alvarado, Bolivia fue el sexto país en crecimiento en la región, después de Paraguay y Panamá, además de Barbuda y República Dominicana.

INEXPLICABLE

No obstante, Molina aseveró: “Nadie parece entender a cabalidad los factores que explican el buen desempeño de la economía boliviana. El misterio se hace mayor si tomamos en cuenta que desde inicios de la década de 2000, el país se ha vuelto más dependiente de los recursos naturales que sus vecinos de América Latina y el Caribe (midiendo esta dependencia a través del ratio de rentas de recursos naturales respecto al PIB)”.

“Sin embargo, creo que existe una explicación simple y lógica para estos sucesos aparentemente paradójicos: dada la caída de las exportaciones, solo un incremento de la demanda interna por productos nacionales podría haber hecho posible que la economía crezca”, aseveró.

MENSAJE

El mensaje para nuestros gobernantes es que una desaceleración saludable es posible mediante un adecuado manejo de las expectativas de los consumidores. Fallas en la provisión de servicios públicos (el caso del agua), una devaluación en el corto plazo que genere inflación o un manejo irresponsable de las Reservas Internacionales Netas podrían hacer que la confianza del ciudadano promedio en su gobierno se deteriore, que sus expectativas pasen de optimistas a pesimistas, y que el “blindaje” económico que hemos construido con nuestros propios sacrificios se desplome.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Twitter / Bolsa_BBV