23 febrero 2013

Expansión, obligan a la banca a crecer en el área rural

La otrora banca privada tradicional, que solo tenía oficinas en zonas comerciales y de alto tráfico en las ciudades capitales del país, ha quedado atrás. Con la nueva Ley de Servicios Financieros las entidades bancarias están obligadas a expandirse hacia el área rural y en zonas con baja o nula bancarización.

Impulsados por las entidades especializadas en microfinanzas, el sistema bancario ha logrado que de sus 676 sucursales y agencias con las que contaba hasta diciembre del año pasado, 164 (24%) sean oficinas provinciales, según la Asociación de Bancos Privados de Bolivia (Asoban), con datos publicados por la Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (ASFI).

Pero para el Gobierno eso no basta, pues según señala el proyecto de ley, “la oferta crediticia de las instituciones microfinancieras no responde del todo a la demanda de los sectores productivos de áreas rurales”, refiriéndose sobre todo a los créditos para el sector agropecuario.

Asimismo, el nuevo marco regulatorio establece disposiciones para que los bancos suministren ‘servicios financieros rurales’ con el objetivo de fomentar la producción agropecuaria, el aprovechamiento, transformación, industrialización y comercialización de los recursos naturales renovables y emprendimientos económicos comunitarios.

Además, conmina a las instituciones financieras a diseñar servicios de ahorro y crédito dirigidos a clientes y usuarios de zonas rurales. Y a que las entidades financieras apliquen precios solidarios para algunos de sus servicios en zonas rurales, pudiendo incluso llegar a ser gratuitos.

“El espíritu de la nueva ley es de estimular a los bancos que se expandan a las zonas rurales, pero los que no lo hagan tendrán otras complicaciones”, advirtió el analista financiero Ludwing Toledo.

Continua expansión
El trabajo que ha realizado la banca el año pasado en la apertura de nuevas oficinas en el área rural ha sido destacado, según Nelson Villalobos, secretario ejecutivo de Asoban, pues lograron abrir 21 nuevas agencias en las provincias. “En esta gestión continuaremos impulsando el proceso de bancarización a través de la apertura de agencias en zonas periurbanas, localidades intermedias y rurales con el objetivo de brindar un mejor servicio a clientes y usuarios de la banca”, afirmó.

Anticipándose a lo que exigirá la nueva ley del sistema financiero, de las 53 sucursales que la nueva Entidad Bancaria Pública (Banco Unión) ha planificado abrir este año, 28 se localizarán en zonas rurales del país. Y de estas, 19 en el eje troncal.

Para la presente gestión, Banco FIE tiene previsto inaugurar seis agencias en estas zonas, priorizando a los sectores productivo y agropecuario.

Miguel Papadópulos, gerente regional oriente de BancoSol, indicó que gran parte de la treintena de agencias que abrirán en 2013 estarán ubicadas en zonas periurbanas y ciudades intermedias del área rural. Por su parte, el Banco Mercantil Santa Cruz ha planificado inaugurar más de 10 agencias a escala nacional, de las cuales cuatro serán rurales, adelantó su gerente de márquetin, Mauricio Porro.

La incursión de otros bancos se da con más fuerza a zonas periurbanas. Recientemente, el Banco de Crédito inauguró su sucursal en la populosa zona de la Villa 1º de Mayo y pronto abrirá otra en la avenida Virgen de Cotoca y cuarto anillo.

El Banco Nacional de Bolivia abrió una agencia en la localidad de Paurito y otra en la urbanización Valle Sánchez. Este año prevé abrir otras en la ciudadelas Pampa de la Isla, Villa Primero de Mayo y Plan 3.000, además de otra en Mineros.

Mientras que el banco Bisa incrementó su cobertura ingresando con microcréditos en localidades de zonas rurales como Sacaba, Yacuiba, Montero, Camiri y Villa Montes.



Los números
24%
Del total de las agencias que tiene la banca en el país están localizadas en las provincias

21
Nuevas sucursales abrieron los bancos en las provincias el año pasado

28
Agencias, de las 53 que abrirá este año el Banco Unión, estarán en zonas rurales



Los banqueros opinan

BNB
Daremos un servicio íntegro
Hemos trabajado para 2013 en un plan estratégico integral, que comprende una expansión en número de agencias como en ATM. Queremos seguir llegando a zonas periurbanas y de alta densidad poblacional para que puedan contar con un servicio bancario completo.
Pablo Bedoya | Vicepresiente Ejecutivo



BancoSol
Innovamos con agencias móviles
Tenemos el firme propósito de ampliar los servicios y la atención a los emprendedores del área rural con nuestra red de agencias móviles (única en la industria de las microfinanzas), que ofrece servicios financieros a las ciudades intermedias de los nueve departamentos.
Miguel Papadópulos | Gerente regional oriente



BMSC
Daremos más cobertura
Incursionaremos a nuevos segmentos de mercado, alcanzando una mayor cobertura geográfica en las ciudades de La Paz, El Alto, Santa Cruz, Cochabamba y Potosí, incrementando el índice de bancarización en el país. Nos adecuamos a las necesidades del mercado.
Mauricio Porro | Gerente de márquetin



BCP
Llegamos con los agentes BCP
Nuestros ‘agentes BCP’ son un canal de atención alternativo que llega a zonas tradicionalmente desatendidas por el sector financiero.
Hemos dispuesto hasta la fecha 26 agentes BCP en zonas rurales y periurbanas brindándoles acceso a servicios financieros.
Jorge Mujica | Gerente general


Banco Bisa
Brindaremos créditos al agro
Ponemos a disposición el crédito agropecuario que posee una tecnología apropiada para el sector.
Este es un producto muy flexible que está dirigido a las diferentes unidades productivas del área, principalmente de la micro, pequeña y mediana empresa.
Jorge Velasco | Vicepresidente nacional de negocios















Análisis

Los costos operativos son más altos en zonas alejadas
Ludwig Toledo | Analista Financiero

Por lo general, los bancos se han localizado en zonas de alta concentración humana, como por ejemplo el eje troncal del país, donde está el 70% de la población.

Ahora existe una cierta exigencia de la ASFI para que la banca tenga presencia en lugares no tradicionales. Se busca más bancarización y penetración de los servicios financieros en todo el país, hasta donde se pueda alcanzar razonablemente. Y cuando digo razonablemente me refiero a las condiciones de seguridad que pueda dar una zona, como el manejo de altas cantidades de dinero, así como la seguridad para los propios clientes que hacen depósitos y retiros.

A diferencia de los bancos, los fondos financieros y las instituciones financieras de desarrollo están en esas zonas porque es parte de su misión original desde el momento en que nacieron. Pero también cobran tasas de interés más altas, porque tampoco son ‘buenos samaritanos’.

Cuando una entidad se va a lugares más alejados, las tasas de interés sobre los créditos son más altos porque los costos operativos son más altos.


Entidades exigen que la localidad brinde seguridad y servicios básicos

Opción. La red de cajas externas Express del BNB es una alternativa

Para que los bancos puedan llevar adelante proyectos de apertura de oficinas o puntos de atención financiera en el área rural, son necesarios dos prerrequisitos, indica Asoban: la existencia de servicios básicos y de una actividad económica en la localidad.

El secretario ejecutivo de la entidad gremial, Nelson Villalobos, explica que los actores del sector público y privado deben asegurar la provisión de servicios como las comunicaciones, servicios de transporte de dinero, agentes policiales que garanticen la seguridad, asumiendo que ya se cuenta con los servicios aún más básicos, como el agua, la luz y las vías de acceso.

Por otra parte, el ejecutivo de Asoban comenta que en el área rural las necesidades de servicios financieros difieren de los mecanismos comunes del área urbana. “Por una parte, las necesidades pueden ser estacionales, según la actividad económica de la localidad (algunos días de la semana o meses del año), por lo que en ese caso no se puede aplicar el concepto tradicional de agencia bancaria y es probable que las oficinas móviles sean el mecanismo más adecuado”, indica Villalobos.

Además, explica que otro factor por considerar es el área de influencia de las agencias ya instaladas en localidades aledañas, pues se “debe analizar esto cuidadosamente a fin de no subutilizar recursos y brindar el servicio más adecuado a las necesidades de sus pobladores”, agrega.
Para el analista económico Armando Méndez, la expansión en las zonas rurales no ha sido mayor porque las poblaciones se mantienen estancadas por su atraso económico.

Sin embargo, afirma que en la medida que la gente del campo entre a operar en los diferentes mercados, llegará su desarrollo y por lo tanto la banca incursionará con más fuerza. Destaca que esto se reforzará con la tendencia hacia la urbanización del país.

Expansión de las ATM
Un informe del Fondo Monetario Internacional, reproducido en una reciente edición de la revista América Economía, señala que en el país, existen 1.840 cajeros automáticos (ATM), hasta octubre del año pasado, de los cuales 202 se encuentran en el área rural.

Además, Bolivia se encuentra entre los países con mayor crecimiento en la instalación de ATM en la región, junto a Argentina y Perú. En 2012 la red se amplió a 1.896 máquinas, según la ASFI

No hay comentarios:

Publicar un comentario