11 septiembre 2016

BBV: Guía para el emisor

El mercado de valores de Bolivia es una importante fuente de financiamiento para el sector privado. A través de este, un emisor puede realizar la oferta pública de valores, lo que le permite obtener recursos de capital o deuda, directamente de los inversionistas, para llevar adelante sus proyectos. Asimismo, al contar con valores inscritos en la bolsa, el emisor incrementa la credibilidad y visibilidad entre sus grupos de interés (socios, clientes, proveedores, competencia, etc.), lo que le permite fortalecer su imagen empresarial.

El emisor que tenga valores inscritos en la bolsa debe cumplir requisitos tales como la obligación de publicar información financiera cada trimestre y reportar información sobre hechos relevantes que pudieran afectar positiva o negativamente la posición jurídica, económica o financiera, tanto de la empresa como de sus emisiones inscritas en la bolsa.

Proceso para emitir en la BBV. Se inicia con la asignación de tiempo y recursos para capacitar a la empresa sobre los factores más importantes del mercado de valores y sobre el funcionamiento de la BBV.

Luego se selecciona un equipo de asesores externos (agencia de bolsa, auditores externos, equipo jurídico, etc.) autorizados por ASFI y que cuenten con la experiencia necesaria para llevar a cabo una emisión exitosa.

Etapas del proceso:

1. Estructuración. El trabajo de la agencia inicia con un análisis de la situación financiera de la empresa, sus proyecciones, una evaluación de las necesidades de financiamiento y una propuesta preliminar sobre los instrumentos de financiamiento y las mejores condiciones que podrían satisfacer esas necesidades.

A continuación se define el instrumento a ser emitido (bonos, pagarés, acciones, etc.) y las condiciones de su emisión (monto, series, plazos, formas de amortización, precio o tasa, etc.).
Luego se elabora el prospecto de emisión, que recoge aspectos de la empresa y de la emisión, que son importantes para los inversionistas.

2. Registro del emisor y la emisión en el RMV. El siguiente paso es la inscripción de los valores en el Registro del Mercado de Valores (RMV) administrado por la ASFI; y solicitar a dicha entidad la autorización para la realización de la oferta pública, adjuntando la documentación que sea requerida.

Paralelamente, el emisor solicitará a la BBV el registro de la emisión de sus valores para su negociación y cotización.

Para realizar ambos trámites la empresa deberá proporcionar información de tipo legal, administrativa financiera, comercial, el informe de la calificación de riesgo, el prospecto de emisión y otra requerida en las normas y reglamentos emitidos por dichas instituciones.

La ASFI y la BBV, después de recibir la solicitud de inscripción, verifican que la información solicitada esté completa y cumpla los requisitos.

En caso de que existan observaciones, la agencia de bolsa encargada de la inscripción y el emisor solicitante, deberán trabajar de forma conjunta para realizar las aclaraciones o correcciones necesarias.

Esta etapa concluye con la autorización de la oferta pública de parte de la ASFI y la respectiva inscripción de la emisión en el RMV y en la BBV.

Apuntes



Beneficios de ser emisor en la BBV

• Los emisores pueden obtener recursos financieros a menor costo debido a que los obtienen directamente de los inversionistas.

• Las características de los flujos de caja proyectados definen las condiciones en las que se captarán los recursos: plazo, tasa de interés (rendimiento), amortizaciones, modalidad de pago, etc.

• El Mercado de Valores es un medio eficaz para dar a conocer las oportunidades y fortalezas de las empresas; realza la imagen de las mismas, mejorando su posicionamiento en el mercado. Se estimula el manejo profesional interno de las empresas a través de la disciplina del mercado.

• La emisión de valores permite acceder a mayores plazos, amortizaciones más holgadas, atención a flujos no regulares de pago, posibilidad de otorgar garantías o resguardos más variados, etc.

El último paso

Colocación de los valores

El proceso finaliza con la oferta pública y la consiguiente colocación de los valores en el mercado primario bursátil, que no es otra cosa que la venta de los valores a los inversionistas a través de los mecanismos de negociación de la BBV.

Una vez más, este proceso debe ser realizado a través de una agencia de bolsa, e incluye la búsqueda de potenciales inversionistas y el mercadeo de los valores. En lo que va de año, una gran parte de los casos de colocación de valores, obtuvieron financiamiento a tasas menores a las que estaban dispuestas a pagar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Twitter / Bolsa_BBV