30 enero 2016

Según experto financiero Crédito regulado afectó financiamiento bancario

De acuerdo al analista financiero, Armando Alvarez, la situación de los bancos se complicó el pasado año, por las metas de adecuación de cartera para operaciones de vivienda y productiva que impuso la Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (ASFI). Esta situación ha comenzado a afectar el financiamiento de sectores no productivos, como consumo y servicios, sostuvo el especialista. “Si bien la cartera del sistema financiero mantiene una tendencia de crecimiento, sin embargo, los datos indican también que el número de prestatarios no fue a la par”, manifestó.

PRESTATARIOS

Según los datos disponibles, los clientes de las entidades financieras disminuyeron en 2015, y para este año la tendencia apunta a aumentar la demanda de crédito, según dijo a media semana, el presidente del directorio de BancoSol, Esteban Altschul, en ocasión de la presentación de los nuevos accionistas de la entidad financiera.

INFORMALIDAD

La cifra de excluidos del sistema de las microfinanzas sería 21.000 microempresarios que habrían salido del sector formal del sistema financiero, y se teme que la cifra pueda subir a 50.000 en la presente gestión, si no se toma los recaudos necesarios, advirtió el ejecutivo.

El secretario ejecutivo de la Asociación de Entidades Financieras especializadas en Micro Finanzas (Asofin), José Antonio Sivilá, informó sin precisar datos, “que un número significativo de clientes se convirtió a la informalidad”.

Pero, el ejecutivo de Asofin manifestó que el grupo al que aludió Altschul no solo salió del sistema financiero formal, sino también lo habrían hecho del registro de Fundempresa. Según su declaración, este grupo al margen de no acceder al microcrédito, adoptó esa determinación debido a presiones tributarias y por los altos costos laborales. Según Álvarez, la informalidad evita este tipo de situaciones, aunque a un costo más alto.

MEDIDAS

Como se conoce, el Gobierno estableció una serie de medidas para impulsar el crédito productivo. Los indicadores de la Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (ASFI) en los últimos años muestran una tendencia creciente de crédito al sector comercial, construcción y a la industria de la manufactura en menor medida.

TASAS REGULADAS

En ese marco, estableció tasas de interés activas para los bancos múltiples y PyMes. En julio de 2014 el Gobierno estableció los siguientes porcentajes de intereses: para la empresa grande y mediana, 6% anual; para la pequeña, 7%; y la microempresa, 11,5%.

ADECUACIÓN DE CARTERA

Las metas de cumplimiento para los bancos pymes (adecuación de cartera) fueron los siguientes: en 2015, la cartera debió alcanzar a 37,2 por ciento; en 2016, el porcentaje sube a 41,5; en 2017 a 45,7 por ciento; y en 2018 a 50 por ciento. Estos porcentajes se refieren a la proporción del crédito productivo y de vivienda sobre la cartera total de la entidad.

Entretanto, los bancos múltiples deberían haber alcanzado en 2015 un indicador de 42,8 por ciento; en 2016, 48,5 por ciento; en 2017, el 54,3 por ciento; mientras en 2018, 60 por ciento.

CARTERA Y PRESTATARIOS

Alvarez señaló que si bien la cartera de los bancos creció 19 por ciento en 2015, respecto a 2014, la cantidad de prestatarios apenas se expandió 1 por ciento.

“Eso quiere decir que se presta más a los mismos, pero, ¿por qué se presta más a los mismos?”, se preguntó. “Bueno es más fácil prestar a un cliente conocido que buscar otros clientes”, repuso.

La decisión de obligar a los bancos a colocar créditos en el sector productivo expone a las entidades financieras a dejar de financiar la actividad económica de otros segmentos de mercado como el comercio y servicios; y ello provocaría un menor crecimiento de prestatarios, indicó.

CONSECUENCIAS

Sin embargo, señaló que esa situación podría acarrear problemas en el mediano plazo, debido a que, posiblemente, se esté sobreendeudando a cierto tipo de empresas o clientes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Twitter / Bolsa_BBV