15 diciembre 2015

Un juego enseña finanzas a colegiales

Tarjetas, uniformes, disfraces, silbatos y una serie de insumos más son parte del juego "Cuidando mi bolsillo”, que el personal de BancoSol diseñó durante dos años para impartir educación financiera con una metodología acorde a los jóvenes que hoy en día cursan los último dos cursos del nivel secundario.
Casi tres años han transcurrido desde que esta entidad financiera comenzó a enfocarse en la educación financiera en los escolares. Lo hizo a través del taller "Ahorra para alcanzar tus sueños”, que consiste en que menores de entre tercero y quinto de primaria aprendan a ser previsores y asimilen que un hábito importante para lograr sus sueños futuros es el ahorro.
Con ese taller, desde 2013, se logró capacitar hasta la fecha a 50.000 niños en todo el país, de hecho, este año impartieron conocimientos financieros básicos a 17.000 escolares.
"No es un seminario, no es un taller, no es una charla, es un juego con los niños. Se les hace dibujar, se les hace pintar, se les hace jugar y participar, se les lleva un show de títeres, videos y más. Es una logística pensada, para el éxito del programa, en los niños principalmente de los colegios del Estado”, destaca el subgerente comercial de BancoSol, José Luis Zavala, aunque aclara que los privados no quedan relegados.
Enfoque juvenil
"Cuidando mi bolsillo” tiene otro enfoque. Está diseñado tomando en cuenta las características de los jóvenes de entre 16 y 18 años que cursan el quinto y sexto de secundaria. "Los jóvenes aquí y al otro lado del mundo son complejos en su pensamiento, son abstractos, no puedes llegar a ellos con una charla, un seminario o una conferencia. Muchas veces la información les entra por un oído y se les sale por el otro si no llega de la manera adecuada”, incide Zavala.
Por ello se desarrolló también un juego que, en el transcurso de solo una hora, sienta bases para una buena administración del dinero. Las pruebas piloto se realizaron durante los últimos meses del año escolar 2015, en los colegios Lindeman y José Ballivián, de la ciudad de La Paz, luego de la firma de un acuerdo entre BancoSol y la Alcaldía.
El juego consta de cuatro paradas. La primera es el hogar, en la cual los estudiantes de forma fácil aprenden qué son los ingresos y los egresos; en esta parte los estudiantes dicen cuánto reciben y en qué gastan su dinero (la mayoría de ellos dice que en megas para el celular, juegos y ropa).
"Así los chicos se dan cuenta de que a veces gastan más de lo que tienen y llegan al endeudamiento”, dice Zavala.
La segunda parada consiste en ir de compras, allí descubren qué compras priorizar. En las pruebas piloto se vio que los jóvenes daban relevancia a las inversiones en mochilas, libros, cuadernos y en material escolar y tecnología de información.
La tercera parada es el Banco, allí se resalta la importancia de tener el dinero en una entidad bancaria por seguridad, por accesibilidad y para contar con un ahorro cuando se necesite.
La última parada es la Autoridad de Supervisión del Sistema Financiero (ASFI). Allí se les dice la certeza de que el banco realizará un manejo serio de su dinero bajo la supervisión del ente regulador, que cuida y vela por los ahorros de los ciudadanos.
2016, el inicio formal
"El juego es rápido, se juega con colores, uniformes, silbatos, tarjetas y preguntas; es dinámico. A los chicos les gusta eso, que es rápido. Hoy vivimos en un mundo donde prima la tecnología, donde a veces la enseñanza tradicional es demasiado lenta para los jóvenes, se aburren rápido, entonces hay que jugar rápido con ellos y se enganchan en este dinamismo”, alega el ejecutivo de BancoSol.
Con las pruebas piloto se llegó a 600 jóvenes, aunque en las metas inscritas en la ASFI se había pensado en 500. En dichos talleres piloto se realizó una inversión de 20.000 dólares.

El próximo año será el primero de realización formal del programa de educación financiera "Cuidando mi bolsillo” y se espera llegar a por lo menos 3.000 estudiantes de secundaria de las ciudades de La Paz, El Alto, Cochabamba y Santa Cruz.

Los niños abrieron 5.000 cuentas

El subgerente comercial de BancoSol, José Luis Zavala, informa que como resultado de los talleres impartidos a niños de tercero a quinto de primaria en todo el país, 5.000 de ellos abrieron cuentas de ahorro en esa entidad financiera.
Dichas cuentas corresponden a dos tipos de productos creados para los menores: Solecito y Sol Generación 1.7. El primero es específico para pequeños de cero a 12 años y el segundo para adolescentes de 13 a 17 años de edad.
El monto que representan las 5.000 cuentas es de un millón de dólares, lo cual, desde el punto de vista de Zavala, es una muestra de los buenos resultados de los talleres de educación financiera del programa "Ahorra para alcanzar tus sueños”.
Este programa no sólo ha sido aceptado, sino también adoptado por las comunidades de diferentes municipios, por lo cual continuará en 2016.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Twitter / Bolsa_BBV